Estás aquí
Inicio » Destacadas

Cuba 2023: un año para respetar

Por: César Gómez Chacón

“Una conclusión que he sacado al cabo de muchos años: entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, o que alguien sabía de cómo se construye el socialismo” .

(Fidel Castro Ruz, Aula Magna de la Universidad de La Habana, 17 de noviembre de 2005)

 

Si hubiera que buscar adjetivos a lo que significó para la inmensa mayoría de los cubanos este año que casi termina, encontraríamos algunos comunes como: duro, difícil, complejo, enredado… Los más pesimistas dirían: desastroso, agobiante, imposible; y los optimistas señalarían reservados: aleccionador o retador.

No hay dudas, el 2023 ha sido todo eso, mucho más –y menos– para los habitantes de este archipiélago bastante encallado, pero de ninguna manera hundido, en las aguas del mar Caribe.

Resistir los embates de un mundo que se mueve (y se muere) de crisis en crisis, de guerra en guerra; en un planeta asfixiado a falta de un pensamiento lógico que detenga el sálvese quien pueda global, ha sido el más duro de los retos que ha puesto en tensión, y a veces agota las fuerzas de un pueblo guerrero y rebelde por naturaleza.

Y sin embargo… se mueve

Pero intentar calificar solo con cifras económicas el desenvolvimiento de Cuba en el año que termina, sería totalmente desacertado.

Ya se sabe que el crecimiento económico proyectado para el 2023, del 3% del Producto Interno Bruto (PIB), no será posible, y en su lugar se estima una contracción de entre un 1 y un 2%, según afirmó en días recientes Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación.

En su intervención en la sesión del Parlamento cubano, el también vice primer ministro explicó claramente que los recursos financieros disponibles serán para priorizar la entrega de los productos de la canasta familiar normada, así como para garantizar la generación de electricidad, los combustibles, los artículos de aseo y otros recursos vitales para la población, como los servicios de la salud pública.

Dicho más claramente, aunque se siga arreciando la guerra sucia del imperialismo es contra Cuba, aunque aumente la crisis global, se incrementen los precios en el mercado mundial y pululen los conflictos internacionales, el país no se detendrá.

Gil Fernández confirmó que, como resultado de la estrategia implementada, las afectaciones por déficit de generación eléctrica disminuyeron un 32% respecto al 2022.

Otra prioridad en el 2023 fue la atención a familias en situación de vulnerabilidad, con la entrega de recursos, ayudas económicas y otros beneficios.

El Sistema Nacional de Salud: 150 hospitales, 110 salas de terapia intensiva, 449 policlínicos, 11 297 consultorios del médico de la familia, 11 centros de investigación, 132 hogares maternos, 155 hogares de ancianos y 30 centros sicopedagógicos es totalmente subvencionado por el presupuesto del estado.

Mientras, la educación comprometida y gratuita hasta los más altos niveles es también una responsabilidad estatal. Escuelas y sedes universitarias, incluyendo las instituciones de la educación especial, colocan a la nación caribeña por encima de muchos países desarrollados.

El crecimiento o no del PBI impacta en otras muchas esferas de la Cuba socialista, como el acceso gratuito al deporte desde la base, que conlleva a los grandes triunfos internacionales. En los recién concluidos Juegos Panamericanos de Chile 2023 la delegación cubana obtuvo 30 medallas de oro, 22 de plata y 17 de bronce y ocupó el 5to lugar por países.

Mientras, en los Parapanamericanos se alzaron 12 títulos para un meritorio séptimo lugar. Deportes como el boxeo, la lucha, el remo, el atletismo y otros, suman nombres y peldaños en el ranking internacional y auguran buenas noticias para París 2024.

Igual sucede con el arte, defendido y accequible desde los más recónditos lugares, hasta el reciente Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Súmense las giras del Ballet Nacional, de la compañía infantil La Colmenita, y de otras afamadas agrupaciones y artistas, que cosechan triunfos y alegría dentro y fuera de nuestras fronteras.

Fortaleza mundial

Es la influencia y el peso del país en la arena internacional de esos rubros que no se miden con cifras, pero vale la pena mencionar algunas.

Desde enero de 2023 Cuba se ha desempeñado como presidente pro tempore del Grupo de los 77 y China. En la cumbre celebrada en septiembre en La Habana, se acreditaron un total de 31 jefes de estado y de gobierno, 12 vice presidentes, y otros altos dignatarios de 116 países y de 12 instituciones de las Naciones Unidas (ONU), incluido su secretario general António Guterres. Todos coincidieron en el éxito del evento y ponderaron el rol del archipiélago frente al G-77.

Nuevamente en la Asamblea General ONU se aprobó en noviembre pasado, con 189 países a favor y dos en contra: Estados Unidos e Israel, la resolución que pide el fin al bloqueo norteamericano contra el país caribeño. Otra nueva victoria para la diplomacia cubana.

El bloqueo causó, entre el 2022 y el 2023, daños y perjuicios a Cuba en el orden de los 4 mil 867 millones de dólares. Más de 405 millones mensuales, más de 13 millones diarios, y más de 555 mil dólares por cada hora de bloqueo. Es algo que parecería ignorarse por aquellos que solo critican los traspiés de la economía cubana.

Tropiezos y compromiso

Sostener lo más puro posible el sistema socialista, el de la mayor igualdad posible, el de la salud y la educación gratuitas, el de la solidaridad y la resistencia al Imperio, se torna utopía que por ahora pospone los sueños de futuro del Che Guevara y Fidel Castro. Es una tarea bien compleja para quienes dirigen hoy los destinos de la Revolución.

En ese empeño por avanzar a toda costa, por terrenos inexplorados en la práctica política universal, también se cometen errores, que afectan directa o indirectamente a la población. El propio presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez lo ha reconocido la semana pasada en la última sesión del Parlamento nacional este año.

El también máximo dirigente del Partido Comunista de Cuba afirmó: “Podemos dar fe de la voluntad expresa del gobierno de preservar el mayor grado de justicia social posible, y nuestro compromiso desde siempre y para siempre con el pueblo cubano”.

El 2023 ha sido, sin adjetivos, un año para respetar.

Deja una respuesta

Top