Estás aquí
Inicio » Deportes

San Salvador 2023: La lucha sí suena

La lucha ha demostrado que es el mejor deporte de nuestro país y que merece más atenciones.

Por: Duanys Hernández Torres

Fotos: Jit

La lucha se robó todo el protagonismo de la delegación cubana en los Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2023. La gran cosecha cubana de quince coronas y tres medallas de bronce superó los trece títulos, dos preseas de plata y tres de bronce de Barranquilla 2018.

El pronóstico previo rondaba las diez coronas, pero los luchadores se excedieron con las 18 medallas y una efectividad total en las finales. De 15-15, sin nada para nadie.

Y es que la lucha siempre saca la cara en las grandes citas. Incluso es el único deporte que le ha regalado títulos olímpicos a Cuba de manera ininterrumpida desde la cita estival de Barcelona en 1992.

Lo más llamativo, desde mi punto de vista, fueron las cinco coronas de las muchachas, quienes llevaban como meta un título. Y resalta aún más el resultado porque como decía el entrenador principal Filiberto Delgado, esos cinco triunfos se fraguaron en los colchones del Cerro Pelado, sin bases de entrenamiento internacionales, y sin roce foráneo de ningún tipo.

Ese resultado es una señal de que la lucha necesita fogueo, y atenciones de todo tipo porque es el mejor deporte de este país. Así que el señalamiento de Filiberto es válido, y una llamada de atención a los decisores del deporte cubano.

Yusnailys Guzmán, Laura Herin, Ángela Álvarez, María Santana y Hangelen Yanez se coronaron campeonas. Milaymis de la Caridad Marín se llevó el bronce. Tarea cumplida con creces.

Lo de la lucha grecorromana resultó un verdadero abuso. De seis-seis y sin misericordia con sus rivales. Kevin de Armas, Luis Orta, Yosvanis Peña, Daniel Gregorich, Gabriel Rosillo y Oscar Pino arrasaron con sus rivales. Y Pino, ni hablar con todas sus victorias por superioridad técnica, ratificando su calidad como gladiador. ¡Qué lástima que haya coincidido en tiempo y en división con el extraclase Mijaín López!

La lucha libre masculina tampoco se quedó por debajo. Su meta era tres coronas y sacaron cuatro de los colchones salvadoreños. Osmany Diversent, Alejandro Valdés, Yuriesky Torreblanca y Osmany Silot ganaron sus divisiones… Franklin Marén e Ibrahim Torres terminaron con medallas de bronces.

Lo positivo es que los luchadores jóvenes mostraron nivel, incluso Ibrahim Torres, llamado a filas a última hora por el inesperado retiro de Reineris Salas después del panamericano de la disciplina.

La lucha sí sonó en San Salvador. Esperemos que también lo haga en el mundial de Serbia y los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile, para que se ratifique como el mejor deporte de Cuba.

Deja una respuesta

Top