Estás aquí
Inicio » Política

Presidente cubano denuncia en Cumbre de la Celac injerencia de EEUU

Estados Unidos persiste en el empeño de dividirnos, estigmatizarnos y subordinarnos a sus intereses, denunció hoy el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, al intervenir en la VII Cumbre de la Celac en Argentina.

El mandatario alertó sobre la peligrosa escalada de acciones que buscan eternizar el hegemonismo imperialista, atentar contra el multilateralismo y la paz en la región, a 200 años de proclamada la Doctrina Monroe.

En ese sentido, criticó “la excluyente cita hemisférica realizada en Los Ángeles, donde abusando de su poder de anfitrión y cerrando ojos y oídos al reclamo de la mayoría, (Estados Unidos) excluyó, fracturó e ignoró”.

El fracaso político de aquella reunión demostró el aislamiento de la estrategia de dominación frente al sentimiento de unidad y soberanía que comparten nuestras naciones, afirmó.

Díaz-Canel abogó por fortalecer la cooperación regional en el marco de la Celac y por defender la independencia latinoamericana.

La alegría se completa con la plena reincorporación de Brasil por decisión del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien expresamos nuestro respaldo y solidaridad ante los actos violentos y antidemocráticos que pretendieron generar caos e irrespetar la voluntad mayoritaria de su pueblo, indicó.

Apremia cerrar filas y proyectar una visión estratégica hacia la integración económica, social y cultural, que nos permita avanzar hacia un desarrollo sostenible, añadió.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es una obra de todos y fortalecerla constituye una necesidad impostergable, aseveró el presidente cubano y señaló que lograr la unidad e integración de lo que José Martí (1853-1895) llamó Nuestra América es un deber compartido.

Díaz-Canel resaltó la labor desempeñada por su homólogo argentino, Alberto Fernández, como Presidente Pro Témpore de la Celac y aseguró que, bajo su liderazgo, ese organismo experimentó un notable avance en 2022.

Además, expresó su apoyo al primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, quien asumirá esa responsabilidad durante 2023.

El mandatario cubano instó a respetar la máxima de la unidad en la diversidad, la solidaridad y la cooperación, con estricto apego a los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Cuenten también con Cuba como presidente del Grupo de los 77 más China durante este año, en el que trabajaremos sin descanso para representar dignamente los intereses de las naciones del Sur, indicó.

Expresó también su firme solidaridad con los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, sometidos a persistentes intentos de desestabilización, así com el respaldo de Cuba a las demandas de reparación por los daños de la esclavitud y el colonialismo de los pueblos caribeños.

Durante su exposición, en la que advirtió que EE.UU. persiste en el empeño de dividir a la región, el gobernante manifestó que su país siempre acompañará otras nobles causas como la independencia de Puerto Rico y la estabilidad y la paz en Haití, sobre la base del pleno respeto a su soberanía.

Asimismo, ratificó el apoyo de Cuba al proceso de paz en Colombia; y el derecho de Argentina sobre las Islas Malvinas, Sándwich del Sur y Georgias del Sur, y los espacios marítimos circundantes, territorio usurpado por el Reino Unido.

El mandatario repudió las acciones y amenazas contra la delegación del presidente Nicolás Maduro en esta VII Cumbre, denunciadas por el gobierno venezolano.

“Y desde la entrañable Argentina, cuyas mujeres han marcado la historia regional con heroísmo sin par, trasmito toda nuestra solidaridad y apoyo a Cristina Fernández”, enfatizó en referencia al intento de asesinato que sufrió la vicemandataria argentina, en septiembre del pasado año.

Por otro lado, Díaz-Canel ratificó la posición de Cuba respecto a la Organización de Estados Americanos (OEA). “Con los sobrados argumentos que nos ofrece la historia, digo igualmente que no reconocemos, ni reconoceremos autoridad alguna a la OEA, la organización que al servicio de Estados Unidos apoyó y apoya intervenciones militares, golpes de Estado y la injerencia en América Latina y el Caribe contra gobiernos populares y legítimos”, remarcó.

La OEA, dijo, no hizo nada contra los asesinatos, las torturas, las desapariciones forzosas y la persecución de líderes sociales, progresistas y de izquierda de la región, que permanecerán por siempre en nuestra memoria.

Subrayó que Cuba no será amedrentada por las agresiones ni traicionará la historia de resistencia, dignidad y defensa de la justicia social.

Díaz-Canel agradeció a los países miembros de la Celac por su contundente reclamo contra el bloqueo que impone Estados Unidos a su país. También porque se retire a Cuba de la lista de Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo.

El gobierno de EE.UU. insiste en destruir el modelo de desarrollo que soberanamente hemos decidido construir los cubanos, mediante una política cruel, ilegítima, ilegal e inmoral de asfixia económica, dijo a los presentes.

Díaz-Canel señaló que esa nación norteña se vale de su hegemonía tecnológica y del control de los medios y las plataformas digitales para ejecutar operaciones de desestabilización, una guerra mediática sin precedentes y promover el llamado “cambio de régimen”, con el respaldo de decenas de millones de dólares del presupuesto federal.

Su decisión infundada y unilateral de incluir a Cuba en la espuria lista de Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo, impacta severamente nuestras aspiraciones de desarrollo, enfatizó.

Cuba, dijo, no será amedrentada por tales agresiones. No vamos a traicionar la historia de resistencia, dignidad y defensa de la justicia social que convirtió a la Revolución cubana en fuerza emancipadora de los seres humanos.

En su discurso, el gobernante resaltó que su país no se limita a resistir y no ha parado de crear, en los duros años de enfrentamiento a la pandemia y de bloqueo recrudecido a partir de 243 medidas aplicadas por la administración del expresidente estadounidense Donald Trump.

Asimismo, significó que vacunas, decenas de nuevos medicamentos y protocolos de atención a enfermedades, así como nuevos equipos y tratamientos, confirman el valor de esa resistencia creativa de la isla caribeña.

(Con información de Cubadebate)

Deja una respuesta

Top