Estás aquí
Inicio » Histórico

El primer Partido Comunista y su incasable lucha por Cuba

El 16 de agosto de 1925 Julio Antonio Mella y Carlos Baliño fundaron el primer Partido Comunista de Cuba (PCC). Una organización política que surgió en una etapa sumamente difícil y que pasó la mayor parte de su vida en la clandestinidad o en la semiclandestinidad, pero que fue imprescindible para materializar los anhelos de una revolución social en Cuba.

La labor de sus principales dirigentes, entre ellos Rubén Martínez Villena y Blas Roca, propició que sus filas crecieran, a pesar de la feroz campaña mediática y persecución contra los comunistas, los cuales, en muchas ocasiones, terminaban asesinados y desaparecidos.

Este Partido desempeñó un papel primordial en la huelga de agosto de 1933 y realizó a decir de Fidel “una extraordinaria labor de concientización de nuestra clase obrera y de nuestro pueblo”. Esta fuerza política luchó contra los salarios de hambre y miseria, impulsó la creación de organizaciones sindicales, femeninas, campesinas y juveniles y luchó sin descanso contra el dominio imperialista que sometía a Cuba.

Durante sus 36 años de lucha, los militantes del primer Partido Comunista de Cuba se destacaron en las batallas contra los gobiernos corruptos y las sangrientas dictaduras de Machado y Batista. A la vez que desarrollaron una labor de influencia sobre la base del ejemplo.

“Tuvimos nuestros primeros contactos con los comunistas cuando éramos estudiantes universitarios. Y aquella actitud, aquella conducta, aquella disciplina, aquella abnegación, aquel ejemplo que daban en todas partes los comunistas nos impresionaba profundamente, y contribuía a crear un clima de prestigio y de influencia para el Partido Comunista”, aseguró Fidel Castro.

Al fundar dicho Partido, Carlos Baliño tenía 77 años, y entre sus méritos figuraba la de ser cofundador del Partido Revolucionario Cubano. En tanto, Mella, con apenas 22 años, era un ferviente estudioso de la obra del Héroe Nacional de Cuba. Esta devoción de ambos por Martí evidencia la continuidad  entre estas fuerzas políticas.

Tras el triunfo de 1959 se desarrolló un proceso de unidad estratégica entre las fuerzas  revolucionarias que propició que el 3 de octubre de 1965 se crearan el Comité Central, el Buró Político, el Secretariado y las comisiones de trabajo del actual Partido Comunista de Cuba. En aquella trascendental reunión Fidel Castro fue elegido Primer Secretario.

(Tomado del sitio web del PCC)

Deja una respuesta

Top