Estás aquí
Inicio » Política

Cuba y Azerbaiyán, tan lejos y tan cerca

Por: César Gómez Chacón

En medio de múltiples tareas, con un sistema de vida y trabajo que se rige la mayor parte del tiempo por las 10 horas de diferencia entre Bakú y La Habana, el embajador cubano en Azerbaiyán, Carlos Valdés de la Concepción hace un espacio en su agenda para conversar en exclusiva con Cubavisión Internacional.

CVI: ¿Puede resumir el trabajo de la embajada desde su llegada?

Embajador Valdés: Llevamos casi dos años aquí. Presentamos las cartas credenciales al presidente Ilham Alíyev, el 19 de abril de 2022, en coincidencia con ese día histórico para Cuba, el de la victoria en Girón.

Puedo resumir, sin orden cronológico exacto, cómo han avanzado desde entonces las relaciones bilaterales:

En noviembre del año pasado se celebraron por primera vez en Cuba  las consultas intercancillerías, que estuvieron encabezados los viceministros Elnur Mammadov y Elio Rodríguez. Como resultado se firmó un memorando que refrenda la voluntad de los dos países por potenciar las relaciones políticas y diplomáticas, que están hoy a mi modo de ver en un excelente estado.

La visita de Mammadov a La Habana rebasó las puertas del MINREX, pues también hubo encuentros muy importantes en el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, así como en el Parlamento cubano. Uno de nuestros objetivos prioritarios es incrementar las relaciones económicas y comerciales, ponerlas al mismo nivel que las políticas.

CVI: ¿Algunos hitos en las relaciones durante los últimos años?

Embajador Valdés: Efectivamente, hay momentos de suma importancia. Somos países geográficamente muy lejanos, pero muy cercanos desde el punto de vista de nuestros intereses comunes, a lo cual se suma la amistad histórica que une a ambos pueblos y gobiernos.

Algunos de esos momentos datan del período anterior a nuestra llegada. Como se sabe, Azerbaiyán encabezó desde el 2019 el Movimiento Países No Alineados, y en la Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de ese año se produjo la visita a Bakú del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y sus históricos encuentros con el presidente Alíyev, que acentuaron la simpatía y respeto mutuos.

En el 2023 recibimos aquí al vicepresidente Salvador Valdés Mesa con una delegación integrada también por el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal y la vicecanciller Anayansi Rodríguez.

A la cumbre del G77 y China en La Habana, en septiembre pasado, asistió una delegación encabezada por la presidenta del Parlamento de Azerbaiyán, la señora Sahiba Qafarova, que tuvo importantes conversaciones y encuentros de muy alto nivel, acorde a su investidura.

CVI: ¿Aparte de las delegaciones oficiales?

Embajador Valdés: Hay otras circunstancias que si bien no se pueden calificar como hitos, destacan en todo este proceso, como fue el envío de médicos cubanos en los momentos más difíciles de la pandemia de la COVID-19. Codo con codo, junto con los profesionales de la salud de Azerbaiyán, ellos lograron que se frenara el crecimiento de los enfermos y disminuyera la mortalidad, lo cual fue muy bien valorado por las autoridades y el pueblo azerí.

Pero ya más acá, debo referirme sin dudas a las delegaciones deportivas que vienen a competir o a hacer base de entrenamiento en Bakú y en otras ciudades de este país, a aprovechar las instalaciones maravillosas que tiene Azerbaiyán.

Tal es el caso del equipo nacional de tiro, los de combate, fundamentalmente de judo; también el de gimnasia rítmica. Y, muy recientemente, nuestra campeona de bádminton, Taymara Oropesa.

Muchos vienen a participar en torneos de altísimo nivel mundial, que dan cupos para la clasificación a los Juegos Olímpicos de París 2024. Es un reto y una satisfacción para nuestra pequeña embajada atenderlos como se merecen. Hacemos todo lo posible por verlos, y apoyarlos, tanto en las competencias, como ante cualquier necesidad que surja.

Hay otras direcciones de trabajo que apuntan igualmente al desarrollo de las relaciones bilaterales, como la intención lograr un flujo mayor de turistas hacia Cuba. Hace unos días estuvo en nuestro país un grupo de los principales dueños de las compañías turoperadoras azerbaiyanas y de la línea aérea Turkish Airlines, principal enlace de Bakú con La Habana. Estuvieron recorriendo Pinar del Río, Matanzas, Varadero, Trinidad y por supuesto la capital. A su regreso transmitieron muy buen sabor de su experiencia y de las grandes oportunidades que aprecian.

CVI: ¿Pero no es sólo Azerbaiyán?

Embajador Valdés: Somos embajadores concurrentes en Georgia, Turkmenistán y Uzbekistán, países de la región con los cuales Cuba mantiene relaciones diplomáticas. En todos he presentado ya mis cartas credenciales, he tenido conversaciones con sus autoridades y encuentros con amigos de la solidaridad y con cubanos residentes. Lleva un poco más de trabajo, pero también es de mucha satisfacción llevar hasta ellos el mensaje amistoso de Cuba.

CVI: Recientemente se efectuaron en Azerbaiyán las elecciones presidenciales. ¿Algún comentario?

Embajador Valdés: El presidente Alíyev firmó en el mes de diciembre un decreto para adelantar las elecciones presidenciales. Sólo quiero decir que fueron unos comicios muy bien organizados, transparentes, con la presencia de cientos de observadores internacionales y periodistas de todo el mundo. Fue alto el porciento de participación popular en todos los territorios del país. Y el presidente resultó reelecto con el 92.1 por ciento de los votos.

CVI: Usted personalmente, cuando presentó cartas credenciales, tuvo la posibilidad de conversar con el presidente Ilham Alíyev, ¿recuerda algo de esa conversación, tengo entendido que fue en idioma ruso?

Embajador Valdés: Efectivamente, hablamos en ruso, él domina varios idiomas y el ruso a la perfección, así que fue una conversación muy amena, sin traductores. Pasamos revista muy brevemente a las históricas relaciones de amistad que datan de la época soviética. Él ha venido en línea directa de la escuela de su padre, Heydar Alíyev, quien fue un buen amigo de Cuba y es considerado el héroe nacional de Azerbaiyán; un gran hombre cuyo centenario se celebró el año pasado y nuestra embajada estuvo en todos los homenajes, en nombre de nuestro pueblo y gobierno.

Recuerdo que durante nuestro encuentro el presidente agradeció a Cuba por su apoyo durante la pandemia, con nuestras vacunas y las dos brigadas médicas. Por mi parte, le agradecí el respaldo de Azerbaiyán en el plano multilateral, especialmente su firme postura durante la votación anual en la ONU a la resolución cubana contra el bloqueo, y de rechazo a todas las maniobras de exclusión o discriminación a nuestro país en el contexto internacional.

CVI: Usted lleva dos años viviendo en Azerbaiyán. ¿Puede darnos su opinión más personal?

Embajador Valdés: Bueno, mi esposa y yo, más allá de los asuntos oficiales y protocolares, del trabajo diario en la embajada y el consulado, hacemos nuestra vida junto al pueblo azerí, salimos a sus calles, vamos a eventos culturales y de todo tipo, compartimos con muchos amigos. Apreciamos un pueblo de una gran cultura, muy hospitalario, muy orgulloso por su historia, por su pertenencia a esta zona del Cáucaso, y por el alto desarrollo económico y social alcanzado por su país en las últimas tres décadas.

Y sobre todo percibimos el gran aprecio hacia Cuba, hacia nuestra historia, que conocen muy bien, y no hablo sólo de las generaciones anteriores de la época soviética. Me refiero a los jóvenes, a los niños.

En unos minutos recibimos aquí a un grupo de estudiantes de la universidad de idiomas, un bastión de la solidaridad con Cuba, que como cada año nosotros invitamos para que hagan sus prácticas en la embajada, y que se vayan familiarizando con su futuro trabajo como traductores en el idioma de Cervantes.

Es sólo una parte de nuestra labor, de todo lo que hacemos, y aún no estamos satisfechos, por acercar y elevar al máximo el nivel de relaciones entre nuestros dos pueblos hermanos.

Deja una respuesta

Top