Estás aquí
Inicio > Deportes > Camagüey se convierte en el primer clasificado a la final del béisbol cubano

Camagüey se convierte en el primer clasificado a la final del béisbol cubano

Tras un partido rompecorazones, ante un Cándido González abarrotado, que cerró con marcador de tres carreras a dos, los Toros de la Llanura dejaron tendido en el campo al equipo de Industriales.

Tras un partido rompecorazones, ante un Cándido González abarrotado, que cerró con marcador de tres carreras a dos, los Toros de la Llanura dejaron tendido en el campo al equipo de Industriales, para convertirse en el primer conjunto clasificado a la gran final de la 59 Serie Nacional de Béisbol.

Una combinación letal de pitcheo, ofensiva y defensa

Al término del desafío, Granma dialogó con varios de los protagonistas de esta victoria en un play off semifinal, que se consumó en tres partidos, reñidísimos todos, pero a la larga decididos por una combinación letal de pitcheo, ofensiva y defensa a favor de los de la tierra de El Mayor.

El mentor Miguel Borroto dedicó la victoria al pueblo agramontino. Dijo que confió en la fortaleza física del abridor Yariel Rodríguez y que reservó para el cierre a Lázaro Blanco, «porque no queríamos que la serie se extendiera por un día más».

El propio Rodríguez, también mostró su alegría y apuntó que deseaban que el pueblo siguiera confiando en su equipo, que no los defraudaría para la próxima finalísima.

Yosimar Cousín fue una pieza clave en la victoria agramontina

«Estoy muy contento con la actuación del equipo. Después de dos victorias en el Latino, vinimos a rematar en el Cándido González y lo logramos», declaró Yosimar Cousín, el lanzador agramontino de 21 años que resultó indescifrable para la temible batería de Industriales durante el segundo juego.

«En medio de tanta tensión que se vivió en el estadio capitalino, recordó, traté de lograr el máximo de ecuanimidad y concentración posible. Me sentía bien, cómodo, con buena velocidad y todo ello me permitió trabajar en el partido durante seis entradas sin permitir carreras».

Figura clave en el desempeño de los Toros ha sido también Alexander Ayala, esta vez como tercera base y cuarto bate en la alineación: «Hemos seguido todo el tiempo la misma filosofía: avanzar inning a inning, juego a juego, realizando los ajustes oportunos hasta vencer cada una de las etapas del

campeonato.

«Contrario a lo que se pensaba, comentó, se ha bateado bastante, pero los lanzadores también han hecho su parte. Lo que no es un secreto para nadie es que Industriales tiene excelentes bateadores. Los juegos de play off son así de reñidos. Lo importante es ganar.

«Sacamos dos triunfos sobre los Leones en su propia sede y eso resultó vital en las aspiraciones camagüeyanas. Ya en el Cándido, nuestro cuartel general, supimos coronar la tercera y definitiva victoria sobre un conjunto que merece todo nuestro respeto y admiración».

Igualmente satisfecho se siente Leslie Anderson, quien a fuerza de batazos contribuyó de buena manera a la victoria de su equipo: «Hemos recibido en todo momento el aliento de la afición camagüeyana. A ella, gracias por el apoyo. No la defraudamos. Los pronósticos fueron sobrecumplidos y vamos por más».

Yumurinos a un paso de la final

Para darle el gusto a una afición que abarrotó el estadio Victoria de Girón, Leñadores y Cocodrilos pelearon de principio a fin este tercer desafío de la semifinal, de excelentes jugadas, y en el que los matanceros vencieron cinco anotaciones por tres.

Los Rojos se pusieron delante, y están a un paso de dejar en el camino a los actuales campeones. No era nada fácil adelantar suposiciones para este primer choque en la grama yumurina, luego de una división de honores en el Julio Antonio Mella.

Son dos conjuntos muy parejos. Para esta contienda no hay favorito, ni siquiera por el hecho de esa cierta ventaja de ser anfitrión, un detalle que no debe perderse de vista pero que, al fin y al cabo, no determina.

Para abrir el compromiso, los contendientes se colgaron de los brazos de Yander Guevara, por los Leñadores, y Yosvani Torres, por los Cocodrilos. Mejor lo hizo el lanzador visitante, quien pese a un comienzo incierto supo arreglárselas para sortear las complicaciones.

Matanzas anotó su primera carrera en el segundo acto y Las Tunas ripostó con dos en el tercero, donde influyó un arriesgado y productivo robo de tercera, cuando todavía Torres estaba en posesión de la pelota. Después agregaron otra más, ya con Noelvis Entenza en el montículo, quien había sustituido en el cuarto al experimentado serpentinero pinareño.

El sexto capítulo fue desicivo para los Cocodrilos

Fue a la altura del sexto capítulo cuando los yumurinos lo hicieron casi todo. Impulsaron las cuatro carreras que a la postre les darían la victoria. En ese episodio saltó del box Yander Guevara (decisión quizá apresurada) y trajeron en su rescate a Carlos Alberto Santiesteban, que poco pudo hacer para detener la ofensiva rival. Ya con el pleito 5-3, vino el derecho Yoalkis Cruz.

En el octavo, los visitantes ubicaron a dos corredores en bases, con dos outs, pero la dirección de los Cocodrilos optó una vez más por echarle mano a su «paño de lágrimas», Yamichel Pérez, quien cerró el encuentro.

Es nuestra mayor garantía, por eso volvimos a darle la bola, y si es necesario contaremos de nuevo con él para preservar otra posible ventaja en el cuarto o el quinto desafío, sostuvo al término del juego Jesús Salgado, entrenador de pitcheo.

Una verdadera fiesta de pueblo

Hoy las cosas no me salieron bien, pero estoy muy contento porque ganó mi equipo y eso es lo que vale, dijo el refuerzo César Prieto. También contentos estaban Ariel Martínez, quien puso a su equipo delante en dos ocasiones, y el antesalista Yurisbel Gracial.

Como una lección de buen béisbol, una verdadera fiesta de pueblo, con mucha entrega de los atletas, calificó Osvaldo Vento, presidente del Inder, esta jornada en el estadio Victoria de Girón.

Hoy miércoles pudiera ser la última fecha del enfrentamiento particular entre tuneros y matanceros, pero lo que sí nadie duda es que los Leñadores van a salir al terreno a buscar la victoria a como dé lugar.

Deja una respuesta

Top