Estás aquí
Inicio » Deportes

Béisbol cubano rumbo a San Salvador: Polémicas y ausencias

Por: Duanys Hernández Torres

Con la pelota nunca existirá el consenso, y menos cuando se da a conocer una selección nacional a un evento importante. Polémicas y ausencias siempre están sobre la mesa.

Un equipo de béisbol en Cuba se hace siempre con el objetivo de ganar, y hay que confiar plenamente en los seleccionadores. Pero, ¿de qué sirve el rendimiento en la Serie Nacional?

Es cierto que para un equipo se necesitan varios peloteros con funciones específicas, y solo me centraré en el llamado zurdo situacional. ¿Cuándo hemos llevado a una selección nacional a un zurdo situacional?

Y si los zurdos a mano para escoger no tienen esas condiciones, o no tienen el resultado adecuado: ¿no podemos llevar un derecho que le lance bien a los zurdos?

No tengo nada en contra de Miguel Neira, un lanzador con muchísimo talento, demostrado en el Panamericano juvenil y en los Juegos del Alba (por cierto, Neira pasó de último integrante del Alba por la lesión de Enyer Fernández a militar en el equipo de San Salvador), pero… ¿Cómo le explicamos a otros zurdos destacados que usted decide llevar a un serpentinero con balance de 1-4, con un pcl de 5.40, un whip de 1.62 y un BB/9 de 7.02? ¿Y Geonel Gutiérrez e Islay Sotolongo?

Que los zurdos le batean de 31-2 para 080. Es verdad. ¿Saben cuánto le batean los zurdos a Yankiel Mauris, el mejor relevista intermedio de la justa con siete ganados y ocho salvados? De 67-13 para 220. ¿Y saben cuánto le batean los zurdos a Yanielquis Duardo, mejor cerrador de la lid con 13 salvados? De 40-7, para 206.

Y solo tomo como muestra a lanzadores del mismo equipo. ¿Cómo le explicamos a Mauri y a Duardo que no están en la selección nacional? ¿Y a Geonel Gutiérrez? Y si necesitamos un lanzador que le lance bien a los zurdos: ¿no podía ser derecho? Regreso al inicio: ¿De qué sirve el rendimiento en la Serie Nacional?

Con el perdón de los seleccionadores, Miguel Neira, a pesar de su innegable talento, no cabía en un staff de once lanzadores con semejantes guarismos globales. Ojalá me equivoque, y Neira haga su papel. Pero, hoy no cabía en el principal equipo cubano. Jamás me pasó por la mente, a mí y a casi nadie, que el zurdo espirituano fuera tenido en cuenta. La polémica decisión es un irrespeto a muchos lanzadores de la Serie.

Y eso para no hablar de exclusiones de jugadores veteranos con notable rendimiento en la serie como Frederich Cepeda, Yosvani Alarcón, Erlis Casanova y Yordanis Samón.

Los seleccionadores desecharon a los veteranos desde el Clásico Mundial, y este evento era una excelente oportunidad para premiar su constancia y resultados en la Serie Nacional.

La meta no puede ser otra que conquistar uno de los cuatro cupos para los Juegos Panamericanos, y tratar de ganar el evento. Con semejante equipo, no puede aspirarse a menos.

¿Habrán dado en el blanco los seleccionadores? ¿Recuperaremos la hegemonía centrocaribeña? El veleidoso terreno dirá la última palabra.

Deja una respuesta

Top