Estás aquí

Aumentan en Cuba las áreas protegidas

Por: Idalma Moreno Baños

Cuba, al igual que otros países, saluda el Día Mundial del Medio Ambiente este 5 de junio con un incremento en el número áreas protegidas, en la conservación y la protección de la biodiversidad y los distintos ecosistemas terrestres y marinos. Hasta la fecha, las áreas protegidas ascienden a 231.

Augusto de Jesús Martínez Zorrilla, jefe del Departamento de Planificación y Coordinación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, informó a Cubavisión Internacional que, de ellas, 144 fueron declaradas por el Consejo de Ministros por sus valores como ecosistemas naturales con amplia biodiversidad en la en la flora y la fauna. Estas áreas ocupan el 18.26% de la superficie terrestre y el 27.31% de la plataforma insular.

De acuerdo con las categorías de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la organización cubana contempla la Reserva Natural, Parque Nacional, Reserva Ecológica, Elemento Natural Destacado y Reserva Florística Manejada. Además de Refugio de Fauna, Paisaje Natural Protegido y Área Protegida de Recursos Manejados

Vale señalar que, por su relevancia nacional o internacional, un área protegida puede recibir otro título, entre ellos el de Monumento Local, Monumento Nacional, Reserva de la Biosfera, Sitios de Patrimonio Mundial y Sitios Ramsar. La mayor de la Antillas contempla seis Reserva de la Biosfera y seis áreas designadas como Humedales de Importancia Internacional, declaradas con categoría Sitios Ramsar: La Ciénaga de Zapata, Birama, la bahía de Buenavista, La Ciénaga de Lanier y el Sur de la Isla de la Juventud, el Humedal Río Máximo-Camagüey y el Gran Humedal del Norte de Ciego de Ávila.

Estos humedales, además de ser refugio de fauna, protegen las costas y son esponjas naturales contra las inundaciones fluviales. De esta manera contribuyen en la regulación del cambio climático. Los lugares incluyen gran variedad de especies de flora y fauna, algunas de ellas raras o en peligro de extinción.

Según el jefe del Departamento de Planificación y Coordinación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, se trabaja en mejorar la vigilancia y protección de las áreas protegidas con nuevas técnicas más amigables y más eficientes. Para ello se materializan un grupo de acciones como el  estudio y monitoreo de estos ecosistemas, la reforestación de los manglares y la educación ambiental.

Deja una respuesta

Top