Estás aquí
Inicio » Cultura

Palabras con secuencias de vocales y consonantes

Simplificación de vocales iguales. En las secuencias de vocales iguales que aparecen en palabras prefijadas y compuestas, es posible, en general, reducir a una las dos vocales en la escritura, siempre y cuando la simplificación esté generalizada en el habla y la forma resultante no pueda confundirse con otra palabra de distinto significado. Estos son algunos de los casos en los que hoy se admite la simplificación (siguiendo lo que ya ha ocurrido en formas asentadas como drogadicto, paraguas, telespectador, decimoctavo o monóculo):

  1. contraatacar/contratacar, portaaviones/portaviones. En palabras con los prefijos contra-, extra-, infra-, intra-, meta-, para-, supra-, tetra-, ultra- y en los compuestos: contraanálisis/contranálisis, contraargumentar/contrargumentar, contraatacar/contratacar, extraabdominal/extrabdominal, portaaviones/portaviones.
  2. preescolar/prescolar, cubreesquinas/cubresquinas, ees/es. En palabras con los prefijos o elementos compositivos pre-, re-, requete-, sobre-, tele- o vice-, y en los compuestos: reelegir/relegir, reemplazar/remplazar, preestreno/prestreno, preescolar/prescolar, sobreentender/sobrentender, cubreesquinas/cubresquinas. Para el plural de la e, se prefiere es a ees.
  3. antiincendios/antincendios. En palabras con los prefijos o elementos compositivos anti-, di-, mini-, multi-, pluri-, poli-, semio toxi-: antiincendios/antincendios, miniindustria /minindustria, multiidioma /multidioma, poliinsaturado /polinsaturado…
  4. macrooperación/macroperación, cooperar/coperar. En palabras con los prefijos o elementos compositivos del tipo de auto-, dermo-, electro-, endo-, euro-, foto-, germano-, gineco-, hemato-, lipo-, macro-, magneto-, micro-, mono-, pro-, proto-, (p)sico- o quimio-: macrooperación/macroperación, microobservación/microbservación… También con co- en cooperar/coperar y coordinación/cordinación y palabras de sus familias, como cooperativa/coperativa o coordinar/cordinar.

obsceno, pero oscuro mejor que obscuro. Aunque la b tiende a relajarse, el grupo -bs- ante consonante se pronuncia [bs] en palabras como abstemio, abstener, abstracto, obsceno, obstáculo, obstar, obstetricia, obstinar, obstruir y derivados y en expresiones relacionadas con estas (abstención, abstraer, no obstante, obstrucción…). Se recomienda, en cambio, su reducción a s en oscuro, suscribir, sustancia, sustantivo, sustituir, sustraer y expresiones relacionadas, como oscuridad, oscurecer, suscripción, suscrito, insustancial, sustituto, sustitución, sustracción, sustrato…

consciente, constipar. Aunque el grupo -ns- ante consonante tiende a relajarse y simplificarse, se mantiene en la pronunciación cuidada y no se debe reducir, en principio, en la escritura: consciente, inconsciente, construir, constelación, menstruación, monstruo, circunstancia, constipar, inspirar, instinto, instituto, instrumento, instigar…

– trastienda, transformar/trasformar, transexual. En español hay palabras que solo se pueden escribir con tras-, otras que se pueden escribir con trans- o tras- y otras que solo se pueden escribir con trans-:

  1. Se usa tras-: Cuando el prefijo significa ‘detrás de’: trastienda, trasaltar, trascoro, traspatio… En otros casos concretos y en sus derivados, como trasfondo, trashumar, traslapar, trasluz, trasmano, trasnochar, trasoír, traspapelar, traspasar, traspié, trasplantar y trasplante (aunque son comunes en algunas zonas transplantar y transplante), trasquilar, trastabillar, trastornar, trast(r)ocar.
  2. Se usa trans- o tras-: Ante consonante: transbordo o trasbordo, transcendencia o trascendencia, transcribir o trascribir, transferir o trasferir, transformar o trasformar, transgredir o trasgredir, translúcido o traslúcido, transmitir o trasmitir, transparente o trasparente, transponer o trasponer, transpuesto o traspuesto, etc. En derivados creados en español: transatlántico o trasatlántico, transnacional o trasnacional, transoceánico o trasoceánico, etc.
  3. Se usa trans-: Cuando el prefijo se une a palabras con s-: transexual, transiberiano, transustanciación… Ante vocal, cuando trans- no puede analizarse como prefijo: transeúnte, transición, transistor…

– psicología/sicología. El grupo ps- en posición inicial representa el sonido [s]. En esa posición, no es normal hoy la pronunciación [ps]. En el uso culto se escribe ps- (salvo en seudología, seudónimo, seudópodo), pero se acepta la escritura con s-: psicología o sicología, psicosis o sicosis, psiquiatra o siquiatra, psitacismo o sitacismo, pseudoprofeta o seudoprofeta, psoriasis o soriasis… Cuando este grupo aparece a final de palabra, no hay simplificación en la pronunciación, como en el caso de bíceps.

– doscientos, no docientos; consciente, no conciente. El grupo sc se pronuncia [sz] en zonas no seseantes, pero [s] en zonas seseantes. En cualquier caso, este grupo no debe reducirse en la escritura: doscientos (no docientos), trescientos (no trecientos) o consciente (no conciente).

– poselectoral, pero postsimbolismo. El grupo -st- al final de sílaba (ya sea en mitad de palabra o al final) suele pronunciarse como [s]. En posición intermedia solo aparece en istmo y sus derivados y en palabras con el prefijo post-. En este caso se recomienda usar pos- ante vocal o cualquier consonante, excepto s: posdata, poselectoral, posgrado, posindustrial, posmoderno, posoperatorio, posparto, postraumático, posverdad, etc., pero postsimbolismo, postsoviético, etc. El grupo st también puede aparecer a final de palabra: test, pódcast.

– tsunami/sunami. El grupo inicial ts-, que se pronuncia generalmente como [s], se puede reducir en la escritura. Así, son igualmente válidas las grafías tsunami y sunami.

Deja una respuesta

Top