Estás aquí
Inicio » Culturales

El modo: ¿Indicativo o subjuntivo?

Por: Sergio Luis Pérez Hernández

La selección del modo indicativo o subjuntivo está condicionada por numerosos factores. En general, la presencia del subjuntivo suele estar justificada por algún elemento de la oración, como un verbo (Espero que me entienda), un adjetivo (contento de que te guste), un nombre (la alegría de que estés con nosotros) o una preposición (sin que ello nos afecte), entre otras expresiones. El subjuntivo solo aparece de forma independiente en algunos casos.

Aunque la cuestión es compleja, se pueden destacar algunos verbos que se suelen combinar con indicativo:

  1. Verbos de comunicación, como afirmar, decir, comentar, asegurar: Todos aseguraban que estaban en lo cierto.
  2. Verbos que expresan certeza o seguridad: Sé que lo sabes; Te confirmo que recibimos el paquete. También se usa el indicativo con algunos adjetivos y nombres que expresan estos mismos significados: Es evidente que lo sabe; Es seguro que viene; Con la absoluta certeza de que era su última oportunidad.

De igual manera, es posible destacar algunos verbos que se suelen combinar con subjuntivo:

  1. Verbos que expresan voluntad o intención, como desear, esperar, querer: Quiero que nieve; Espero que vengas (se puede usar el futuro de indicativo en algunos contextos: Espero que sabrá entenderlo); Deseo que te mejores…
  2. Verbos que expresan afección: Le da rabia que vengas; Lamento que digas eso; Me alegré de que vinieras; Me alegra que vayas.
  3. Verbos que expresan oposición o resistencia: Negó que lo hubiera hecho; Se opuso a que los maestros vinieran…
  4. Verbos que expresan peticiones, órdenes, consejos y otras formas de influencia: Prohibió que fumáramos; Ha permitido que vayan solos; Te aconsejo que lo hagas a mi manera…
  5. Expresiones de duda: Dudo que lo sepa (cuando se niegan pueden combinarse con indicativo: No dudes [de] que lo haré).
  6. Expresiones de necesidad, posibilidad o suficiencia: Es posible que venga antes; Necesita que te esmeres; Es suficiente con que lo haga uno…
  7. Verbos que expresan ponderación o estimación. También con nombres o adjetivos que introducen esos significados: Aprecio mucho que estés con nosotros; Es bueno que venga; Me parece bien que lo digas; Sería un desastre que llegara ahora; Es una lástima que se haya caído…

En algunos contextos pueden ser válidos el indicativo y el subjuntivo, con algunas diferencias:

  1. No me dijeron que yo tenía/tuviera que asistir. Con algunos verbos, el indicativo y el subjuntivo alternan en contextos negativos con distinta interpretación. Así, en No me dijeron que yo tenía que asistir, el indicativo informa de algo cierto que se desconocía, mientras que en No me dijeron que yo tuviera que asistir el subjuntivo acentúa la novedad de la información y deja en suspenso el que sea cierta.
  2. No sé si te gusta/guste esta comida. Aunque en España, en el área rioplatense y en otras zonas, lo normal es usar el indicativo en construcciones con el verbo saber, como en No sé si te gusta esta comida, en el español de México y de las áreas caribeña y andina es natural el uso del subjuntivo en estos casos, como en No sé si te guste esta comida.
  3. Creo que viene / No creo que venga. La negación puede modificar el modo elegido, como en Creo que viene (indicativo), frente a No creo que venga (subjuntivo).
  4. Busco a una persona que lleva/lleve sombrero. En casos como Busco a una persona que lleva/lleve sombrero, la elección del indicativo da la interpretación de que se busca a una persona en particular, mientras que el subjuntivo indica que se busca a cualquiera que cumpla las condiciones señaladas.

Usos independientes del subjuntivo. El subjuntivo se puede utilizar sin que otro elemento lo pida en construcciones como Hágase la luz; Agítese antes de usarlo; El cielo te oiga; Que te vaya bien… Asimismo, aparece de forma independiente en construcciones como venga o no venga; diga lo que diga; quieras que no.

Deja una respuesta

Top