Estás aquí
Inicio » Sin categoría

Complementos directos con “a” o sin “a”

Por: Sergio Pérez Hernández

El complemento directo puede construirse en español con la preposición a o sin ella: Quiero caramelos, frente a Quiero a María. En general, este complemento suele ir precedido de esta preposición cuando se refiere a seres humanos, pero no siempre es así.

A continuación se recogen los casos principales:

  1. He visto a María. Se usa a con nombres propios de persona o animal: He visto a María; Quiero a Silvia; He vacunado a Bimba.
  2. Me ha saludado a mí. Se usa a con pronombres que se refieren a persona, como en Me ha saludado a mí; Elegí a ese; No veo a nadie; ¿A quién has visto? Se exceptúan las construcciones con haber: No hay nadie.
  3. Dejé el libro. No se usa a con nombres, comunes o propios, que no designan personas, animales por los que se siente afecto u objetos personalizados: Vi una roca; Dejé el libro; Siento el aire en la cara; Han vuelto a escalar el Everest; Había recorrido todo el Amazonas.
  4. Busco un camarero. No se usa a con nombres comunes de persona que no hacen referencia a individuos concretos en casos como Busco un camarero que sepa inglés; Necesito un experto; Trajo algunos amigos; Contrataron obreros no cualificados.
  5. Busco a un camarero. Se usa a con nombres comunes de persona que se refieren a alguien concreto en casos como Quiero a mi hermano; Vi a tus hijos corriendo; Necesito al experto que contratamos el año pasado; Trajo a sus amigos; Busco a un camarero que me atendió hace tiempo.
  6. Saca al caballo / Saca el caballo. El uso de a con nombres comunes de animales como en Saca al caballo / Saca el caballo depende del afecto que se sienta por el animal.
  7. La realidad supera (a) la ficción. Es igualmente válido usar a o prescindir de ella ante nombres comunes de cosa con verbos que significan daño o provecho: La realidad supera (a) la ficción; El tabaco perjudica (a) la salud.
  8. Escucha (a) tu corazón. Con nombres de cosas el uso de a es válido si se personifican: Escucha (a) tu corazón.
  9. Visitaron un colegio / Premiaron a un colegio. Con nombres como colegio, país, empresa…, si estos representan colectivos humanos, se usará a; si no, se prescinde de ella: Visitaron un colegio frente a Premiaron a un colegio; Recorrimos el vecindario frente a Saludamos al vecindario, etc. Algo similar ocurre con los nombres propios de países: Han multado a Francia, donde se habla de instituciones o colectividades de personas, frente a Dejábamos Francia a finales de agosto, donde se habla de un territorio.
  10. El 6 sigue al 5. Se usa a incluso ante nombres de cosa con verbos como preceder, seguir, acompañar, complementar, modificar…: El 6 sigue al 5; Los actos benéficos acompañaron a los actos festivos.
  11. En casos de ambigüedad. Se usa a cuando, sin ella, puede haber ambigüedad entre qué elemento realiza la acción y cuál la recibe. En La pared que presiona a esta columna, queda claro que la columna es la presionada; en La pared que presiona esta columna, puede ser la columna la que presione la pared o a la inversa.

Deja una respuesta

Top