Estás aquí
Inicio » Sociedad

Un buen idioma como bandera que nos identifica

Por: María Fernanda Terry

Tiene razón el  Apóstol, José Martí, cuando mencionó en 1894 que “un hombre que no conoce la lengua del país en que vive es un hombre desarmado”, pues con el idioma se salvaguarda la identidad de un pueblo, una nación o un continente.

Como idioma oficial en 21 países, representando el 7,5 % de las lenguas del mundo, el español no solo es un vehículo para la comunicación, sino también un puente que conecta diversas culturas y tradiciones.

Pero si bien a los comunicadores y a los maestros les corresponde una cuota de responsabilidad en el buen uso del habla, a cada cubano también corresponde defender el vernáculo de todos.

El dialecto que hablamos nos define, y debemos protegerlo con la misma pasión con que defendemos nuestras raíces, aunque ya se comenta sobre “transfusiones” de vocablos de un lenguaje a otro.

La mayor causa de la presencia “excesiva” de otros idiomas, principalmente el inglés, en el español, es la influencia de las nuevas tecnologías, empleando términos como software, hardware, hacker

Pero no solo proceden de este campo, también existen palabras de otras ramas como la del espectáculo, la música y la literatura: copyright, look, show; del mundo de la moda como lycra, jean, blazer; y del deporte como home-run, pitcher; también están casting, marketing, making, dacing

No se trata de impedir la entrada de extranjerismos, se trata de escoger lo necesario, lo útil, lo que enriquece nuestra lengua como identidad y, en esencia, como bandera.

 

Deja una respuesta

Top