Estás aquí
Inicio > Sociedad > Actualizan normas jurídicas sobre grados científicos y formación de posgrado

Actualizan normas jurídicas sobre grados científicos y formación de posgrado

La capacitación, superación y posgrado de interés estatal son actividades que tributan a lograr niveles superiores de productividad, eficiencia y calidad en la producción y los servicios, cumpliendo los objetivos de la entidad.

La Gaceta Oficial de la República de Cuba dio a conocer cinco normas jurídicas a partir de la “Política para el estudio de los trabajadores utilizando el tiempo laboral por interés estatal. Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Grados Científicos y la formación académica de posgrado”, aprobada por el Consejo de Ministros (CM) en julio de 2018.

El Código del Trabajo, aprobado en 2013, establece en su artículo 40 que “los trabajadores tienen derecho a estudiar bajo el principio de utilizar su tiempo libre y a partir del esfuerzo personal, excepto los casos de especial interés estatal”.

Actividades que tributan a lograr niveles superiores de productividad, eficiencia y calidad en la producción

En conferencia de prensa, la doctora Aurora Fernández González, asesora del Ministro de Educación Superior (MES), al abundar sobre qué es capacitación, superación y posgrado de interés estatal, señaló que “son esas actividades que tributan a lograr niveles superiores de productividad, eficiencia y calidad en la producción y los servicios, cumpliendo los objetivos de la entidad. Todo lo que vaya a hacer que la entidad donde trabaje ese profesional mejore su rendimiento”

Otro tema de relevancia en las nuevas medidas es la superación de los recién graduados universitarios, tanto los asignados a las universidades, entidades de ciencia e innovación tecnológica, como aquellos del resto de los organismos, con especial énfasis en los sectores estratégicos.

“Hasta ahora se entendía que los recién graduados no debían empezar a hacer una maestría ni un doctorado, esperando que pasara tiempo en su actividad laboral”, refirió la doctora Fernández González.

“Ahora –se dice en el acuerdo– los jefes, los rectores y los jefes de los organismos están facultados para determinar qué joven recién graduado, cuando concluya su primer año de preparación para el empleo, con resultados satisfactorios y tenga cualidades demostradas político-ideológicas, puede comenzar una maestría o un doctorado en los temas que vayan a impactar en el desarrollo”.

Deja una respuesta

Top