Estás aquí
Inicio > Destacadas > Un baluarte de la defensa de la ciudad: La Fortaleza San Carlos de La Cabaña

Un baluarte de la defensa de la ciudad: La Fortaleza San Carlos de La Cabaña

Visible desde el mar, permaneceen forma de corona y a la retaguardia del Castillo de los Tres Reyes del Morro. Erigida entre 1763 y 1774, es la obra cumbre del sistema abaluartado y la mayor de ingeniería militar realizada por España en América.

Visible desde el mar, permaneceen forma de corona y a la retaguardia del Castillo de los Tres Reyes del Morro, la Fortaleza San Carlos de La Cabaña. Erigida entre 1763 y 1774, es considerada la obra cumbre del sistema abaluartadoy la mayor de ingeniería militar realizada por los españoles en América. Después de más de dos siglos continúa ofreciendo la bienvenida a aquellos que se acercan a la bahía de La Habana. Pertenece al Segundo Sistema de Fortificaciones que fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1982.

¿Cuál fue el objetivo de la construcción de esta fortaleza?

Luego de la toma de La Habana por los ingleses en 1762 España ordenó fortificar estas elevaciones.La experiencia de este acontecimiento hizo posible determinar muchos puntos estratégicos no defendidos hasta entonces. La renovación estratégica americana, era una prioridad que buscabahacer irrepetible un hecho desestabilizador para el control imperial de lascolonias.

La toma de La Habana por los ingleses fue el motivo de la construcción de la Fortaleza.
La toma de La Habana por los ingleses fue el motivo de la construcción de la Fortaleza.

Al igual que el resto de las construcciones pertenecientes al segundo sistema defensivo, la Fortaleza San Carlos de La Cabaña respondía a la estrategia defortificación exterior lejana, de gran alcance territorial, basado en obras de avanzada. Tenía por finalidad dificultar y desgastar al enemigo durante su avance.El Morro y la Cabaña formarían un sistema de defensa unido. Mientras el primero defendería a la ciudad de un posible ataque marítimo, la Cabaña lo haría de un ataque por tierra.

¿A qué debe su nombre?

La fortaleza fue denominada San Carlos en honor a Carlos III, Rey de España, que ordenó su construccióny a su santo patrono Carlos Borromeo, y de la Cabaña, en alusión al lugar donde se enclavó por unos bohíos o cabañas de pescadores que existieron en su cima en los albores de la villa.

San Carlos Borromeo es el Patrón de la Fortaleza.
San Carlos Borromeo es el Patrón de la Fortaleza.

Su construcción inició el 4 de noviembre de 1763 (fecha en la cual nació su santo patrono Carlos Borromeo)y culminó en 1774. El encargado de la dirección de estas obras fue el ingeniero militar de los reales ejércitos españoles el Brigadier Don Silvestre Abarca.
Cerca de 2000 hombres trabajaron en su levantamiento, fundamentalmente esclavos y presidiarios. El costo de su construcción se aproximó a catorce millones de duros y cuentan que despertó la curiosidad del Rey Carlos III quien pidió anteojos para divisarla pues “obra que tanto había costado, debía verse desde Madrid.”

Es considerada la mayor fortaleza construida por España en América, con más de 700 metros de largo y 10 hectáreas de superficie fortificada.

¿Qué características arquitectónicas presenta?

La fortaleza tiene un estilo ecléctico, contiene patrones de ingeniería italiana, holandesa y francesa. Sus elementos más característicos son los flancos curvos y el orejón de los baluartes, así como extensas cortinas, tenazas y galerías de minas.
Tiene forma de corona, sus revellines y tenazas se ocultaban ante la vista de un supuesto invasor y se extendía horizontalmente en medio de un ancho foso que los protegía.

Erigida entre 1763 y 1774, es considerada la obra cumbre del sistema abaluartado y la mayor de ingeniería militar realizada por los españoles en América.
Erigida entre 1763 y 1774, es considerada la obra cumbre del sistema abaluartado y la mayor de ingeniería militar realizada por los españoles en América.

Una de las principales funciones que ha tenido la fortaleza en diferentes momentos históricos es la de haber fungido como presidio
Durante la segunda mitad del siglo XIX fue creado un presidio correccionalmilitar bajo el cuidado directo del gobierno de la fortaleza, donde eran destinados aquellos miembros de la tropa sentenciados por delitos menores y eran empleados como mano de obra en las construcciones militares.En este estuvo encarcelado José Antonio Aponte en 1812, y nuestro Apóstol Nacional José Martí desde agosto a septiembre de 1870.

Durante el proceso revolucionario de la década de1930, un grupo de destacados intelectuales fueron confinado en sus calabozos, entre ellos se encontraba Pablo de La TorrienteBrau, Gabriel Barceló y Raúl Roa.
Al triunfo de la Revolución la fortaleza fue escenario en los primeros meses de tribunales de guerra de los más connotados esbirros del régimen de Batista, considerados criminales de guerra.

Algunos sitios de intéres de la fortaleza

La fortaleza atesora en su interior edificaciones que datan del período colonial lo que resalta su valor histórico.

Una de estas es la Capilla, de estilo barroco, atribuida al maestro de obra español Pedro Medina y tenía funciones religiosas. Las imágenes expuestas en su retablo acreditan la presencia de San Carlos Borromeo como patrono de la fortaleza, Santa Bárbara, patrona de los artilleros y la Virgen del Pilar, patrona de España.

El Obelisco y el Nicho de los Españoles, monumentos en honor a la memoria de los soldados españoles pertenecientes al regimiento de la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, que murieron luchando contra las fuerzas expedicionarias, de la invasión a Cárdenas en 1850 llevada a cabo por Narciso López.

El Foso de los Laureles donde se encuentra el Cenotafio en memoria del poeta Juan Clemente Zenea, quien fue fusilado en este sitio en el año 1871 y Monumento a los independentistas, donde fueron fusilados importantes patriotas cubanos.

Comandancia: En este sitio, antiguamente Casa del Gobernador de la Cabaña, el Comandante Ernesto Guevara estableció su comandancia una vez tomada la Cabaña al triunfo de la Revolución.
Otro de los sitios importantes son el Reloj Solar, el Patio de los Jagueyes, el Baluarte de San Ambrosio,la Plaza de Armas, la Plaza de San Francisco.

La Galería de Minas. ¿Con qué finalidad fue construida?

La Galería de Minas fue construida con la función de minarse en caso de guerra, es un elemento defensivo. Si la fortaleza resultaba amenazada se detonarían los explosivos, destrozando el baluarte para impedir el paso o contener el acceso durante el ataque. Es un camino abovedado subterráneo, el cual nunca pudo demostrarse su utilidad.

Actualmente la Fortaleza San Carlos de la Cabaña junto con el Castillo de los Tres Reyes del Morro integra el Parque Histórico Militar Morro-Cabaña. Es importante decir que la fortaleza en sí es un museo de sitio. En ella se encuentran varias salas museables, entre ellas la sala de prisiones, la Comandancia del Che, y tiene el privilegio de atesorar la colección de armas más grande de toda Latinoamérica. Funciona como recinto ferial. Es la sede en el mes de febrero de la Feria Internacional del Libro de La Habana. Forma parte del Proyecto Marcas la Historia, recorrido que se realiza por el Museo de la Revolución, el Castillo y que finaliza en La Cabaña.

Cada noche sin excepción en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña se realiza la Ceremonia del Cañonazo de las 9 y es sin duda alguna una de las mayores atracciones que se ofrece a los visitantes.

La Ceremonia del Cañonazo de las nueve ¿Qué relación guarda con la Fortaleza?

Los orígenes de esta tradición datan de una reglamentación militar del Ejército Español en el siglo XVI que ordenaba el disparo de 2 cañonazos desde un buque o nave capitana situada en la bahía. El primero, a las cuatro y treinta de la madrugada, toque de diana (inicio de las labores cotidianas de fuerzas acantonadas en la villa y a las dotaciones de navíos guarnecidos en el puerto); el segundo, a las ocho de la noche, anunciaba la retreta (culminación de las actividades y la retirada a descansar). Eventualmente anunciaba la entrada del correo marítimo. Una vez concluida La Cabaña en 1774 comienzan a dispararse estos cañonazos desde la fortaleza.

La ceremonia del ¨Cañonazo de las Nueve¨ es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
La ceremonia del ¨Cañonazo de las Nueve¨ es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Terminada la muralla a mediados del siglo XVIII, la ciudad de San Cristóbal de La Habana se convirtió en un recinto real. Ya para esta época el estruendo de los cañonazos advertía a la población la hora cuando se abrían y cerraban sus puertas. También se colocaba una cadena que protegía la entrada del puerto.

A partir del año 1774, tras terminar la construcción de la fortaleza de San Carlos de La Cabaña en el litoral este del canal de entrada a la bahía, se realizaban indistintamente desde su plaza de armas o desde el buque. Con el decursar del tiempo, quedó definitivamente en La Cabaña.

El sonido de estos disparos de cañón llegó a influir en la organización social de la población habanera en la época de la colonia. A las ocho de la noche comenzaba a tocar la banda de turno encargada de la retreta y las campanas y los timbres de los teatros que anunciaban el inicio de la función.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la ampliación de La Habana hacia extramuros favoreció que la muralla, como obra defensiva, quedara obsoleta.

El 8 de agosto de 1863 inició su demolición, por la parte terrestre. El cañonazo de la mañana se eliminó con el derribo de la muralla.
Con la primera intervención norteamericana en Cuba (1898-1902), tuvo lugar un cambio: se ordenó el disparo de un solo cañonazo, no a las ocho de la noche sino a las nueve.

Hasta hicieron varias propuestas de sustituirlo, como la de aprovechar la sirena de la Planta Eléctrica de Tallapiedra. Lo cierto es que durante tres años la población estuvo privada del habitual aviso nocturno. No fue hasta el 1o de diciembre de 1945 que se reanudó la vieja costumbre.

El Regimiento 7 Máximo Gómez, radicado por esa época en la fortaleza de La Cabaña, se encargó de mantener esta práctica habitual hasta la caída del régimen batistiano.

En las primeras horas del 3 de enero de 1959, el comandante Ernesto Che Guevara, ocupó la fortaleza de La Cabaña .El tradicional cañonazo continuó, con la participación de soldados del Ejército Rebelde, hasta 1960, que se creó la Escuela de Artillería Comandante Camilo Cienfuegos y sus cadetes continuaron la tradición.

Labores de restauración del Parque Histórico-Militar

En 1986 comienzan los trabajos de restauración en las fortalezas de Los Tres Reyes del Morro y de San Carlos de La Cabaña y se decidió engalanar la tradición con una fantasía militar atrayente para los visitantes. Bajo los auspicios del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y con la asesoría técnica de la Oficina del Historiador de la Ciudad, inició la preparación de los cadetes de la escuela de artillería con tal fin.

El 16 de abril de 1986, a las 9:30 de la mañana, con la asistencia del entonces Ministro de las FAR, General de Ejército Raúl Castro Ruz, el Doctor Eusebio Leal Spengler y otras personalidades de la cultura, se presenció por primera vez la Ceremonia del Cañonazo.La creación de una Compañía de Ceremonias con soldados del Servicio Militar Activo que asumirían esta responsabilidad de desarrollar la fantasía militar es aprobada en 1988. Con la apertura de la fortaleza al público, el 2 de junio de 1991 el ceremonial se realiza todas las noches, como una forma de recrear la antigua tradición.

Para el diseño de esta se utilizaron distintos elementos militares a partir de referencias temporales lógicas, hasta llegar a conformar la actual con voces y movimientos correspondientes al Reglamento de Infantería de España. La dotación representa a los tres Cuerpos Militares conocidos: el de Infantería (color blanco), con el jefe de la dotación y el tambor; el Cuerpo de Artillería (color azul), por el abanderado; y el de Caballería (color rojo), representado por los soldados que cargan y disparan dicha pieza.
Consta de 21 cañones de bronce de los siglos XVIII y XIX fue concebida para la defensa del canal del puerto. Se empleaba para el saludo mediante salvas a personalidades del gobierno hispano que arribaban a la ciudad o con motivos de celebración de carácter militar o civil de interés significativo para la metrópolis.

Deja una respuesta

Top