Estás aquí
Inicio > COVID-19 > Solidaridad en tiempos de pandemia

Solidaridad en tiempos de pandemia

Sobre cómo Cuba ayuda a enfrentar la pandemia más allá de sus fronteras, conversamos en esta ocasión con José Carlos Rodríguez, Embajador de Cuba en Italia; con Elena Freyre, Presidenta por la Normalización de las Relaciones Cuba-Estados Unido;  y con Adonis Torres, Presidente  de  la Unión de Residentes Cubanos en Argentina.

POR: ROSY AMARO

Llegan a diario noticias del aumento sin control de los contagiados del nuevo coronavirus en el mundo. La Organización Mundial de la Salud ha informado que la cifra ya asciende a más de nueve millones y continúa in crescendo.

A este escenario Cuba lo ha enfrentado como tiene acostumbrado. Los brazos abiertos para quienes han necesitado ayuda, incluso frente a esta nueva enfermedad de la que aún se sabe poco. Para los médicos cubanos la solidaridad no es una alternativa, sino una máxima de vida en la que han sido formados.

Sobre cómo Cuba ayuda a enfrentar la pandemia más allá de sus fronteras, conversamos en esta ocasión con José Carlos Rodríguez, Embajador de Cuba en Italia; con Elena Freyre, Presidenta por la Normalización de las Relaciones Cuba-Estados Unido;  y con Adonis Torres, Presidente  de  la Unión de Residentes Cubanos en Argentina.

Iniciamos con nuestro embajador: ¿cómo llega a Cuba la petición de colaboración médica desde Italia?

La primera brigada llega a Italia el 22 de marzo. En aquel momento todo el país estaba afectado por la COVID 19. Hay que  recordar que fue el primer país donde se registró una expansión nacional de la epidemia, sobre todo en las regiones del norte como Lombardía y el Piamonte que eran el epicentro de la enfermedad. En algunas localidades ya se habían decretado desde hacia semanas cierres totales, se había determinado por las autoridades políticas, regionales y de sanidad que varias localidades debían declararse como zona roja, un cierre total, un aislamiento total.

En aquellos días se registraban cientos de muerte cada jornada, era realmente una situación dura, difícil. El país estaba prácticamente paralizado. Realmente ya en aquellos días era muy difícil sostener el flujo de personas que llegaban a los hospitales, que llegaban a las áreas de emergencia. Las áreas de terapia intensiva y terapia intermedia no daban abasto, hubo que inmediatamente habilitar  otras áreas en otros hospitales. Muchos médicos  y enfermeros  italianos estaban afectados por la COVID 19.

¿Y cómo recibió  el pueblo de Crema a la Brigada Henry Reeve?

La presencia de nuestros médicos y enfermeros tuvo un impacto muy grande, muchos lo declararon explícitamente y todos de una manera o de otra lo expresaron: vieron a nuestros médicos como salvadores, no sólo por el alivio extraordinario que representó para el sistema sanitario  de la región sino por el modo efectivo de su profesionalidad, su alta capacitación, su experiencia en situaciones de emergencia, desastre u otras epidemias en varios países. Hubo un efecto y un resultado muy positivos de inmediato. Y así se fue percibiendo, así se fue sintiendo por los propios pacientes, sea por los propios médicos, enfermeros italianos que compartían aquellos momentos difíciles con nuestro personal de la salud, sea también por parte de las autoridades y la población en general de Crema, la Lombardía y de toda Italia.

En cuanto llegaron nuestros médicos y nuestros enfermeros, las autoridades de la Lombardía decidieron que fueran responsables junto con otros colegas italianos -médicos y enfermeros- de un hospital que se había construido en poquísimos días junto al hospital mayor de Crema. Allí empezaron a trabajar de inmediato. Posteriormente sus servicios fueron prestados en el propio hospital mayor  y en dos centros más que se fueron dedicando para la recuperación de los pacientes que lograban salir de la situación crítica y sanados en aquellos momentos  .

A Turín llegó un segundo grupo de galenos un poco después. Sumaron más de 100 vidas salvadas. ¿Qué barreras han tenido que superar los médicos cubanos y ustedes, como diplomáticos y facilitadores, en este tiempo de trabajo en Italia?

En el mes de abril, también muy golpeado entonces por el crecimiento de los casos que se registraban diriamente de pacientes afectados por la COVID 19, las autoridades del Viomonte hicieron similar solicitud a la que habían hecho un mes anterior  las autoridades de Lombardía. Pidieron a Cuba ayuda médica de emergencia. En esa segunda ocasión por supuesto de igual manera con mucha celeridad, las autoridades cubanas y el Ministerio de Salud Pública respondieron positivamente. Pocos días después fue enviada a la misma una segunda brigada de la Henry Reeve. En este caso las autoridades de la región decidieron que nuestra brigada trabajáse en un nuevo hospital que se había construido igual en circunstancias de emergencia en la propia ciudad de Turín, hospital que se habilitó inicialmente con 92 camas, y allí comenzaron a trabajar nuestros médicos y enfermeros junto con sus homólogos italianos .

Una segunda experiencia impactante de batalla por la vida, de demostración de  rigor y de la experticia de nuestros médicos y enfermeros. Las diferencias idiomáticas quedaron absolutamente relegadas por la capacidad de unos y otros. Hay que reonocer también la capacidad de nuestro personal no solo de compartir su conocimiento médico, sino por brindar una actitud humana que lo distingue, que hizo posible que los pacientes reaccionaran realmente de una manera muy positiva, impresionados ante esa calidad humana que le llegaba por parte de nuestro personal.

Ya lo comentábamos, Italia, fue uno de los epicentros de la pandemia en Europa y en todo el mundo. Hoy la situación ha cambiado y las cifras más alarmantes se contabilizan en América con más de 4 millones de contagiados. En el caso de Argentina Cuba ofreció su ayuda, sin embargo el Colegio Médico la rechazó y varios medios de comunicación manipularon las intenciones de Cuba. No es la primera vez que la Isla comparte conocimientos con la Argentina. Debido a la Misión Milagro, el Centro Oftalmológico “Dr. Ernesto Che Guevara” devolvió la visión a más de 50 Mil  pacientes argentinos, en un hospital prácticamente sustentado por Cuba. Entonces, Adonis Torres (Presidente  de  la Unión de Residentes Cubanos en Argentina), en estos tiempos de pandemia ¿qué opinión le merece esta reacción hacia los médicos cubanos de algunos médicos argentinos?

Coincidimos, en tiempos  de pandemia, en rechazar la postura ideológica que le quieren dar al carácter solidario y de cooperación médica a la medicina cubana, principalmente en América, hoy epicentro de la pandemia. Los países más afectados como Brasil, Ecuador y Bolivia son los que han retirado su programa controlado y planificado por la Organización Mundial de la Salud, hoy amenazados por el gobierno de Estados Unidos, alegando que la política de cuidado prolongado afecta el mercado económico, siendo el mismo que precisa a sus empleados sanos para su puesta en marcha.

En el caso de Argentina hay control sanitario por la pronta política  y medidas tomadas por el gobierno nacional y respectivamente por los gobernadores y estados municipales independientemente de la actitud de algunos medios de comunicación  que minimizan la  letalidad de la pandemia generando en unos pocos ciudadanos posiciones anticuarentena.

Existe resistencia a la presencia de la colaboración médica cubana, exigiendo explicación de su labor y alegando que no hacen falta porque en el país hay suficientes y bien entrenado personal   sanitario.  Resulta importante señalar que el gobierno tiene y asume su responsabilidad con la facultad de determinar cuándo y cómo tomar la decisión de no permitir que  colapse su sistema de salud. Además tiene conocimiento a cabalidad de la tarea solidaria y de la eficacia de la medicina cubana en su experiencia combatiendo epidemias y otros tipos de pandemias. Se reconoce incluso el rigor pedagógico con que se forman los médicos en Cuba, donde también se han residido médicos argentinos que hoy se encuentran volcados en el enfrentamiento de la COVID , sumándose también médicos cubanos nacionalizados argentinos. Una tarea meritoria salvando vida conforme a su preparación y experiencia. Lamentamos todos los fallecidos por la COVID 19, la crisis humanitaria económica y social, en especial a los trabajadores de la salud que han dado sus vidas por salvar a los de sus pacientes a cargo.

Lamentamos y rechazamos el descrédito que quieren hacer creer de la medicina cubana , la que especializada en desastres y epidemias la hemos visto su eficiente labor en países de Europa como Italia y España . No podemos ayudar a países de América con sistemas de salud hoy colapsados por  la irresponsabilidad de sus gobernantes y sus pensamientos estrictamente ideológico nos entristece como cubanos ,en el más firme compromiso de solidaridad

Ahora nos conectamos con Elena Freyre, Presidenta de la Fundación por la  Normalización de Relaciones entre Cuba- Estados Unidos. Ella nos comparte algunas de sus valoraciones desde la perspectiva de uno de los países más azotados por la pandemia.

Elena, Estados Unidos ya alcanzó los 2 Millones de contagiados, mientras Ciuba habla de fase de recuperación postpandemia. ¿Cómo  valora la gestión de ambos gobiernos  para frenar la COVID 19?

Mi opinión es que el contraste entre los dos sistemas es la causa, la diferencia en el enfoque que se dio sobre la pandemia. Cuba tiene un enfoque donde la medicina es universal para todo el mundo, gratis, la medicina no es un negocio en Cuba. Además el enfoque es hacia la persona, hacia proteger al pueblo, el enfoque no es económico, la economía es segunda a lo que es proteger a las personas.

En Estados Unidos el sistema capitalista además de que la medicina es un negocio, lo cual es un desastre total para la salud de las personas, el enfoque siempre es hacer lo más posible para que la economía no se dañe, es ponerla hasta por arriba de la salud del ciudadano. El ciudadano se tiene que proteger como sea. En Estados Unidos siempre ha habido un enfoque: vamos a abrir para que la economía se recupere lo antes posible; no obstante, que es demasiado pronto para evitar que más personas se contagien. Y fundamentalmente la diferencia entre los dos países es esa; Cuba  el enfoque es humano, Cuba el enfoque es hacia la salud del ciudadano, y aquí la salud del ciudadano es importante pero es segunda parte a la recuperación de la economía.

El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos hacia Cuba ha arreciado en los últimos tiempos, incluso ahora se ven afectadas familias con el envío de remesas y una de las empresas que facilitaba  estas transacciones FINCIMEX ha sido colocada en los  últimos  días en  la lista prohibida. Sin embargo, Cuba envía médicos a otros países a salvar vidas a pesar de su difícil crisis económica y la crisis mundial  ¿ a qué cree que se deban estos contrastes?

El ensañamiento que ha habido  de este gobierno en contra del pueblo de Cuba  se ha aferrado a más y más y más en el medio de una pandemia mundial donde como bien se sabe Cuba lo único que ha hecho  es enviar médicos y medicamentos para ayudar a muchos países en el medio de su propia crisis. Son dos enfoques de la vida completamente distintos, son dos enfoques de gobierno completamente distinto. Yo creo que el pueblo de  Estados Unidos, muchos, muchos norteamericanos y ciertamente la comunidad cubano-americana en su vasta mayoría están conscientes que Cuba ha hecho un esfuerzo increible por enviar médicos. Cuba es amor. Cuba no envía balas. Cuba no envía bombas. Cuba envía médicos y medicamentos al resto del mundo mientras se ocupa muy bien de sus propios ciudadanos .

En este paí , lo que ha ocurrido es que  este gobierno que no tiene en cuenta el mejor interés de su pueblo, responde al interés de un sector muy pequeño cubano-americano,  en lo que se refiere a Cuba que siempre ha querido lo peor para el pueblo cubano, que le tiene odio y rencor a su propio pueblo, que además de ser una cosa  cruel e inhumana es una cosa extremadamente triste cuando tu te ensañas con tu propia gente.

¿Pediría ayuda el pueblo norteamericano a Cuba para enfrentar la pandemia?

Este pueblo norteamericano estaría más que dispuesto no solamente a ayudar a Cuba si no que Cuba pudiese ayudar a los Estados Unidos. Se  pudiesen beneficiar muchísimo de la  medicina cubana. Hay norteamericanos que se graduaron de la escuela ELAM y están prestando servicios médicos en los barrios más pobres de los Estados Unidos .

Retomamos nuestro diálogo con el Embajador de la Mayor de Las Antillas en Italia, José Carlos Rodríguez.  Hablábamos de la presencia de las dos brigadas cubanas presentes en Italia. Meses de trabajo ininterrumpido de la brigada Henry Reeve en Lombardía y en Turín ¿cómo  valora los resultados alcanzados por nuestros médicos?

Muy importante. A los pocos días de ya estar trabajando nuestro personal, aquellos protocolos que se habían definido inicialmente fueron adecuados y mejorados a partir de las propuestas del personal sanitario cubano. Los resultados han sido muy positivos tanto en la región de Lombardía como en la región del Viomonte donde aún sigue trabajando esta segunda brigada médica cubana.

Ninguno de nuestros médicos, ni ninguno de nuestros enfermeros  ha estado afectado, repito hasta del el momento por la COVID 19, lo cual en sí mismo es una demostración del rigor y de los controles epidemiológicos que nuestro personal ha establecido. Numerosas muestras de  agradecimiento humano extraordinarias,bellísimas, se han registrados también en la Lombardía..

Hemos visto también muestras de cariño ofrecidas por el pueblo de  Crema y representantes de la alcaldía .

En Crema, precisamente, en la Plaza del Novo, allí espontáneamente  mientras nuestros médicos avanzaban por las calles hacia la Plaza fue emocionante ver cómo los ciudadanos de Crema salían a las calles a aplaudir a nuestros médicos, y en la Plaza a pesar de que había normas muy rígidas en cuanto a la no congregación de personas en lugares públicos, fue inevitable que en la Plaza se concentraran ciudadanos. Llegaron ese día a despedir a nuestros médicos, y llegaron con banderas de Cuba, llegaron dando gracias, gracias, era una palabra que se repetía una y otra vez.

Había una expresión de agradecimiento a nuestros médicos, a nuestro enfermeros por lo que habían aportado para el bien de los ciudadanos de esta ciudad, de las localidades colindantes y de toda la Lombardía. Y esa expresión ciudadana tuvo un reflejo inevitable en la prensa local y nacional italiana que de manera inequívoca dio tambioén reconocimiento a aquel gesto:  un pequeño país muy distante geográficamente, estaba brindando en aquellas circunstancias dificilísima  a Italia.

Por supuesto Italia es un país amigo,  un país con cuyo  pueblo el pueblo  cubano siente una grandísima  empatía, es un país hermano y en este momento en el que la solidaridad de Cuba tuvo una manifiesta expresión por primera vez en Europa, fue recibido por el pueblo italiano, por los ciudadanos italianos como una expresión indeleble de hermandad y de solidaridad.

Durante el acto de despedida del que usted hace referencia, en Lombardía, se habló de Cuba e Italia como amigos para siempre. ¿Cuánto ha acercado este gesto a ambos países?

En los momentos difíciles es donde se prueban a los amigos, donde se prueba lo mejor der ser humano, lo mejor de la humanidad. Entre Cuba e Italia existe un patrimonio histórico  de relación fraternal, un patrimonio cultural  compartido, tantos hechos importantes que en nuestra historia unen a cubanos e italianos desde el siglo XIX cuando algunos jóvenes garibaldianos  fueron a combatir  en la gesta por la independencia de Cuba.

A lo largo del siglo XX numerosos otros momentos y personajes han  ido entretejiendo esa relación siempre positiva entre Cuba e Italia.  En estas circunstancias, estamos hablando de un momento duro por la afectación humana, sanitaria , social, económica en general que la COVID ha provocado en Italia, el gesto solidario de Cuba está sin duda marcando un momento que seguramente quedará para la historia de los dos países. Un momento muy especial en que lo mejor de nuestro pueblo se ha manifestado a través de nuestros médicos y de nuestros enfermeros, en  el toque humano, solidario, directo en el pueblo italiano, y así lo sentimos. Sentimos que el pueblo italiano está recibiendo ese gesto de un modo muy sincero y muchísimos nos los dicen  es un gesto que nunca olvidarán. Pienso que sí que este es un momento que se convertirá en un nuevo pilar de esa relación hermosa que entre Italia y Cuba existe.

 

Texto editado del Programa Entrevista. Cubavision Internacional

 

Deja una respuesta

Top