Estás aquí
Inicio » Cultura

Recordando a Dulce María Loynaz y su legado

Con motivo del natalicio de la destacada escritora cubana Dulce María Loynaz, una de las figuras más relevantes de la literatura en el país, compartimos algunos datos de su vida y obra.

Su trabajo ha dejado una huella imborrable en la cultura cubana y en el ámbito de la poesía a nivel mundial.

Loynaz, nacida en La Habana en 1902, fue una escritora prolífica cuyos textos se caracterizan por albergar sensibilidad, profundidad y belleza.

A lo largo de su carrera, ella recibió numerosos premios y reconocimientos, incluido el Premio Miguel de Cervantes en 1992.

Su legado continúa siendo una fuente de inspiración para escritores y amantes de la poesía en todo el mundo.

Dulce María es una de las escritoras más importantes de las letras cubanas. “El beso que no te di se me ha vuelto estrella adentro quién lo pudiera tornar y en tu boca otra vez beso”.

En esta estrofa, que da inicio a uno de sus más famosos poemas ya se deja ver un tópico frecuente en sus escritos: la angustia por el pasar del tiempo.

Sus versos muestran un refinado sentido estético, un lenguaje sencillo, pero hermosamente trabajado, y una sensibilidad absoluta. Su mundo es el del jardín, el de la naturaleza vista desde la fantasía poética.

Entre sus libros más destacados figuran:  Versos, Juegos de agua, Poemas sin nombre, Un verano en Tenerife y Jardín.

En honor a la memoria de Dulce María, compartimos uno de sus poemas cortos más emblemáticos:

Quiéreme entera

Si me quieres, quiéreme entera,

no por zonas de luz o sombra…

Si me quieres, quiéreme negra

y blanca. Y gris, y verde, y rubia,

y morena…

Quiéreme día,

quiéreme noche…

¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:

¡Quiéreme toda… O no me quieras!

 

 

Deja una respuesta

Top