Estás aquí

Mundo 20/20: Amazonia, Brasil y las tierras indígenas (+ Video)

Por: Alicia Cascaret Crombet

Durante años hemos escuchado sobre la lucha de los pueblos indígenas y el enfrentamiento a las corporaciones de negocios en Brasil. Este tema, que llama la atención de muchos, es abordado en Mundo 20/20 por el periodista y analista brasileño Beto Almeida, junto a Julio César Mejías.

Este último apuntó:

“Casi dos millones de personas de los pueblos originarios luchan en Brasil por mantener en pie los bosques, que son su salvaguarda, sus propias vidas. Durante los últimos cuatro años, las comunidades de la Amazonia brasileña sufrieron desplazamientos por causa de la tala indiscriminada e irracional de bosques, la invasión del agronegocio y la irrupción de la minería ilegal. Solo en el año 2020, resultaron asesinados 182 miembros de dichas comunidades indígenas, un lamentable y negativo récord de víctimas, la mayoría de ellas a manos de las bandas delincuenciales enviadas por quienes promueven la minería ilegal y la destrucción de bosques. Resulta encomiable que una de las primeras grandes acciones del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, una vez asumido su tercer mandato como jefe de Estado, haya sido precisamente la confirmación de las autoridades indígenas sobre sus tierras, incluido el reconocimiento y certificación de al menos 10 nuevas demarcaciones territoriales como propias de diversos pueblos ancestrales. Precisamente para la supervisión de estas medidas y el respaldo que precisan los pueblos indígenas, Lula creó el Ministerio de Pueblos Indígenas, una inédita cartera gubernamental al frente de la cual situó a Sonia Guajajara, lideresa de la etnia de los Guajajara del Amazonas”.

Mejías agregó que actualmente hay más de 300 procesos de demarcación de tierras aborígenes abiertos en Brasil. Y a inicios de junio el tema acaparó la atención de medios y sociedad, al ser retomado por parte del Supremo Tribunal Federal un juicio sobre el llamado marco temporal que limita la demarcación de tierras y debilita derechos indígenas. La Cámara de Diputados había aprobado el 30 de mayo, por mayoría, ese proyecto de ley.

En la actual coyuntura, es importante conocer cuáles son los antecedentes más inmediatos que llevaron a colocar al nivel judicial la posibilidad de validar o rechazar la tesis del “marco temporal”, que solo reconoce como territorios indígenas aquellos ocupados por ellos cuando se promulgó la Constitución de1988.

El periodista se refiere a la época colonial y señala: “la Carta Real portuguesa en la colonia reconocía que los territorios indígenas eran intransferibles”.

Almeida hace un recuento de lo acontecido durante los diferentes gobiernos y cómo con Temer y Bolsonaro se intensificaron las protestas indígenas. Cómo el neoliberalismo agudizó las contradicciones de los pueblos originarios y los intereses de los gobiernos de turno.

Además, destacó Almeida que “la Constitución federal dispone que las tierras indígenas son de esos pueblos” y agregó el periodista brasileño: “El neoliberalismo quiere destruir aquello que fue derecho”.

La Amazonia es considerada el pulmón del mundo, porque absorbe grandes cantidades de dióxido de carbono, lo cual contribuye a crear un equilibrio o freno en el cambio climático. La biodiversidad del Amazonas es considerada la más importante del mundo.

En el análisis de esta semana se refirieron al marco temporal que limita las tierras indígenas y al proyecto de Ley que se intenta aprobar.

Para el invitado, la situación se complejiza pues la mayoría ocasional en Parlamento hoy, de tendecnia conservadora, puede poner en riesgo derechos indígenas.

El Amazonas tiene un recuento de especies animales y vegetales que podría superar a la descrita en los océanos. Este es apenas uno de los elementos que está en juego en torno al reciente debate en Brasil sobre el polémico juicio para definir el llamado marco temporal que limita las tierras indígenas y que puede debilitar una serie de derechos de los pueblos originarios.

Se habló de los esfuerzos del presidente Luiz Inácio Lula da Silva por revertir la situación actual y los obstáculos que ha tenido que enfrentar en su afán por preservar los derechos de los pueblos originarios. “En los últimos años muchos derechos consagrados fueron eliminados en Brasil”, dijo Almeida.

Durante los primeros cinco meses de 2023 se concretó la primera gran reducción de la devastación que había venido sufriendo la Amazonía durante los últimos años. El mes de abril, por ejemplo, cerró con apenas 329 kilómetros cuadrados de afectación en la mayor selva tropical del planeta, y digo apenas, porque un año atrás exacto, o sea en abril de 2022, fueron destruidos mil 26 kilómetros de bosques, tanto por la tala indiscriminada como por la quema intencional, sin menoscabo de las graves consecuencias que ello entraña para la biodiversidad, la vida de las comunidades indígenas y la salud de todo el planeta, habida cuenta de la Amazonía es su principal pulmón, su mayor fuente de oxígeno.

El estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales confirmó que estos datos de abril último, revierten meses consecutivos de deforestación y suponen un paso para el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, quien llegó al poder con la promesa de reducir la tala y otros crímenes ambientales para 2030. El actual mandatario también se propuso revertir el “desmonte ambiental” ejecutado por el expresidente Jair Bolsonaro, quien en sus cuatro años de gestión promovió una explotación irracional de la Amazona, incluidas áreas protegidas históricamente, dijo Mejías.

Para el periodista Beto Almeida, lo que hace falta a los pueblos indígenas es la demarcación de sus territorios, pues aprobar marco temporal significará genocidio, y subrayó: “La modernidad democrática debería ser garantía civilizatoria”.

Se abordaron los decretos y los planes de acción para la prevención y el control de la deforestación en la amazonia legal del gobierno de Lula. “Es importante que Lula haya creado Ministerio de los pueblos indígenas”, dijo Almeida.

Sobre los desafíos que tiene el gobierno de Lula, teniendo en cuenta lo prometido en su campaña, como no dejar un solo territorio indígena sin protección, y creando el Ministerio de los Pueblos Indígenas, Almeida significó:

“Es importante que Lula haya creado el Ministerio de los Pueblos Indígenas”, e indicó que el Tribunal Federal ha sorprendido con decisiones retrógradas. Finalmente sentenció: “Solo la movilización al lado de un presidente como Lula podrá garantizar que pueblos indígenas no sean otra vez violentados”.

Deja una respuesta

Top