Estás aquí
Inicio » Deportes

Liga Élite: empate a golpe de vergüenza y coraje

Foto: Abel Rojas

Por: Duanys Hernández Torres

Artemisa derrotó tres carreras por dos a Matanzas en un partido dramático  para igualar a dos victorias por bando el play final de la segunda Liga Élite del Béisbol Cubano.

Erlis Casanova no creyó en demonios. Se sobrepuso a una terrible situación familiar, y lanzó toda la ruta. Cuando parecía que explotaba en la octava entrada, con el empate en tercera y la ventaja en primera, pidió terminar, y sacó el último out. No fue suficiente.

Con tremenda hidalguía salió a completar la faena, y terminó en sollozos. Quizás sea la victoria más importante de su vida, sobre todo por el contexto en que lo consiguió. Los dioses beisboleros hicieron lo suyo para que se regalara una tarde inolvidable.

Su rival César García no fue menos con otra apertura de calidad, al solo permitir par de carreras en seis capítulos de labor. Otra vez la defensa matancera con tres errores incidió en el resultado negativo.

Las palmas para Dayán García asumiendo el protagonismo que le toca con su imparable decisivo en el inning de la suerte. Y ni hablar del pundonor de Frederich Cepeda, jugando lesionado, y embasándose en las cuatro comparecencias al home (dos hits y dos boletos).

Pero, hay que hablar del tiro de Luis González para poner out en home a Ariel Sánchez. O del hit 1999 del propio Ariel, que sirvió para remolcar las dos carreras de su equipo en el octavo inning. Fue un juego hermoso, coronado con los abrazos que dieron a Erlis Casanova, sus rivales Noervys Entenza y Frank Luis Medina, reconociendo el valor del hombre, más allá del atleta.

Ojalá el quinto partido nos regale tantas emociones. Ojalá el play off mantenga la paridad. Ojalá que la jornada dominical en Artemisa sea otra tarde memorable.

Lo mejor: La vergüenza deportiva y el coraje de Erlis Casanova, quien lanzó una joya de pitcheo, al trabajar el juego completo con apenas dos carreras permitidas, con ocho hits, cinco ponches y un boleto. El tiro a home de Luis González en la primera entrada que sirvió para poner out a Ariel Sánchez. El indiscutible de Dayán García en la séptima entrada con las bases llenas, que impulsó la carrera que a la postre fue la decisiva. Los cinco doble plays facturados por Matanzas, que impidieron una derrota más abultada.

Lo peor: La poca productividad ofensiva de Artemisa, que bateo siete hits, recibió seis boletos, un pelota y solo pudo anotar tres carreras. El error de Yurisbel Gracial en la séptima entrada sobre roletazo de Andy Cosme que propició la segunda carrera de los Cazadores. El corrido de bases de Artemisa, en el mismo séptimo capítulo, que impidió anotar más carreras

Lo curioso: Matanzas realizó doble plays de manera consecutiva en los cuatro primeros innings del juego.

Lo polémico: Más allá de la victoria: ¿Fue acertada la decisión de dejar a Erlis lanzar toda la ruta?

Deja una respuesta

Top