Estás aquí
Inicio > Destacadas > La Revolución: artífice del empoderamiento de la mujer cubana

La Revolución: artífice del empoderamiento de la mujer cubana

La mujer cubana a través de la historia ha sido firme y perseverante en la reclamación de sus derechos y en el enfrentamiento a todo tipo de manifestación machista y denigrante de su integridad como ser humano y social.

Es voluntad política y de gobierno en Cuba, desde 1959, que las mujeres ocupen lugares protagónicos en la vida social, económica y política de la nación. Qué antecedentes existen en esa lucha diaria por el reconocimiento de la mujer?, cuánto se ha logrado desde el triunfo de la Revolución cubana y cuánto queda por alcanzar?

Una lucha frontal contra todo prejuicio y discriminación

Contra todo prejuicio y discriminación, la mujer cubana a través de la historia ha sido firme y perseverante en la reclamación de sus derechos y en el enfrentamiento a todo tipo de manifestación machista y denigrante de su integridad como ser humano y social.

Antes que muchas naciones del llamado primer mundo, las mujeres cubanas lograron en el siglo XX, que se aprobara su derecho al voto, al divorcio, y no en pocos momentos comenzaron a ocupar posiciones impensables, para los retrógrados pensamientos de la mayoría de la sociedad.

Con la fundación de la Federación de Mujeres Cubanas por el líder Fidel Castro Ruz y la heroína Vilma Espín Guillois, el 23 de agosto de 1960, fue evidente que el tema de la mujer y sus derechos era una voluntad política de la Revolución.

Y no es, ni ha sido fácil cambiar o modular ciertos enfoques machistas. Su rol protagónico en algunas esferas se debe, en gran medida, a la garantía de posibilidades con que cuenta para abrirse paso en todas las esferas de la vida.

Actualmente más del 60% de graduados universitarios en Cuba son mujeres, un porciento no muy alejado ocupa altos cargos de dirección, y las mujeres cubanas desde el triunfo revolucionario ganan igual que los hombres, por la misma actividad.

No a la violencia contra la mujer

Pero, a pesar de todo lo mencionado, aún queda camino por recorrer, mucho menos que en otras sociedades, aunque hay quienes pretendan hcer ver lo contrario.  Aún se debe comprender que además de la voluntad política y de gobierno, la sociedad toda NO debe ver normal la violencia hacia la mujer en sus diferentes formas, cualquier denuncia debe ser atendida con  urgencia.

Desde hace 60 años en Cuba se ha proyectado un trabajo dirigido a que la mujer se valore, sea valorada y comprenda que su vida y su rol social depende, sobre todo, de cómo ella misma quiera situarse dentro de la sociedad.

Porque es irrefutable, que el triunfo de la Revolución trajo a las mujeres cubanas, una manera diferente y Feliz  de identificarse, valorarse y de posicionarse.

Deja una respuesta

Top