Estás aquí
Inicio » Histórico

Inicia en Cuba consulta popular del nuevo Código de Familias

Más de siete millones de electores en Cuba participarán desde hoy y hasta el 30 de abril próximo en la consulta popular sobre el proyecto de Ley del Código de las Familias.

Este martes 1 de febrero comenzó en Cuba la consulta popular sobre el proyecto de Ley del Código de las Familias, en la que podrán participar más de 7 millones de ciudadanos cubanos, incluyendo la comunidad cubana en el exterior en embajadas y oficinas consulares.

De acuerdo con el sitio web oficial de Cubadebate, el proceso se extenderá hasta el 30 de abril en más de 78 mil puntos de reunión y prevé alcanzar 12 mil 513 comisiones electorales de circunscripción.

El proyecto, desde el 21 de diciembre del pasado año, está respaldado por la aprobación de la Asamblea del Poder Popular, con la presencia de Miguel Díaz-Canel, presidente de la República de Cuba y parlamentarios e invitados a la VIII sesión ordinaria del órgano supremo del poder del Estado, en su IX Legislatura.

La normativa fue fruto de un intenso trabajo y aportes de juristas, instituciones y organismos, de diputados y delegados y de la propia población.

Oscar Silvera Martínez, Ministro de Justicia sobre la propuesta de documento señaló que «el Estado le atribuye a la familia y de la necesidad de adecuar la legislación vigente a la realidad cubana».

En sus más de 450 artículos, el proyecto, plantea además un papel relevante a los abuelos, la posibilidad de poner en práctica pactos sobre el patrimonio antes de casarse y la opción de los padres de ponerse de acuerdo en el orden de los apellidos de sus hijos.

Con esta propuesta, expertos cubanos señalan una mayor inclusión, no solo de personas de diversa orientación sexual, sino también diferentes por su edad, el ejercicio de la capacidad y la pluralidad.

La doctora en Ciencias Yamila González Ferrer, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, acotó que en la consulta habrá diversidad de criterios: positivos y negativos, y otras personas tendrán dudas y querrán profundizar, pero esa multiplicidad de perspectivas no debe asumirse como algo nocivo o como expresión de desunión del pueblo, sino como una oportunidad de aprendizaje y de crecimiento./ Lianna Canales Hidalgo.

Deja una respuesta

Top