Estás aquí
Inicio » Histórico

Ignacio Agramonte en la memoria de los cubanos a 150 años de su muerte

Cuba recuerda hoy al prócer independentista cubano Ignacio Agramonte, El Mayor, cuando se cumplen 150 años de su caída en combate en Jimaguayú, Camagüey.

A propósito de la efeméride, Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Presidente de la República, afirmó en Twitter que El Mayor vive cuando al amparo de los más preciados valores humanos, la Patria, la ley, la independencia nacional, se defienden peleando con las armas y, si no las hubiera, se pelea “con la vergüenza”.

El Primer Ministro, Manuel Marrero, resaltó en la misma red social que Agramonte cayó en combate con solo 31 años de edad, pero dejó una huella imborrable en la historia de Cuba.

A 150 años de su caída en combate, perduran el legado de El Mayor en el alma, el espíritu de resistencia, la valentía y la vergüenza de los cubanos, tuiteó Roberto Morales Ojeda, secretario de organización del Comité Central del PCC.

Ignacio Agramonte, siempre en la primera línea de combate, indicó en su perfil oficial el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, y agregó que su ejemplo de patriotismo, dignidad, firmeza de principios e intransigencia perdura y se multiplica en el pueblo cubano.

El 23 de diciembre de 1841 nació en la ciudad de Camagüey Ignacio Francisco Eduardo de la Merced Agramonte Loynaz, quien se convertiría en abogado, y luego en uno de los principales líderes de la guerra de independencia cubana, iniciada en 1868.

Fue fundador de la Junta Revolucionaria que organizó las actividades conspirativas en la región de Camagüey, y se unió a la lucha armada luego del alzamiento en la región camagüeyana, el 4 de noviembre de 1868.

Redactó junto a Antonio Zambrana la Constitución de la República de Cuba en Armas, que fue aprobada el 11 de abril de 1869 en la Asamblea de Guáimaro.

Agramonte dirigió más de 100 acciones militares, entre ellas los combates de Ceja de Altagracia y Sabana de Bayatabo, y el rescate del brigadier Julio Sanguily, considerado uno de los hechos más brillantes de la Guerra de los Diez Años (1868-1878).

Con 31 años murió en combate en Jimaguayú, 32 kilómetros al suroeste de la ciudad de Camagüey, el 11 de mayo de 1873.

(Tomado de ACN)

Deja una respuesta

Top