Estás aquí
Inicio > Sociedad > Cuba responsabiliza a Estados Unidos de acciones injerencistas

Cuba responsabiliza a Estados Unidos de acciones injerencistas

El Canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, se refiere durante su intervención a las más recientes declaraciones de la administración de Joe Biden

El miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, denunció este jueves la falsedad de los argumentos del Gobierno de Estados Unidos para sancionar a personas e instituciones cubanas y desenmascaró las pretensiones de manipular la opinión pública en contra de la Revolución Cubana.

En conferencia de prensa, el Canciller se refirió al comunicado del presidente Joseph Biden, mediante el cual informa de sanciones de su Gobierno para el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, el general de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, y para la Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior, medidas unilaterales a las que calificó de irrelevantes en su sentido práctico, pero relevantes en su carácter político y de injerencia.

«El Presidente de los ee. uu. anuncia que continuarán las sanciones contra los responsables de lo que él llama represión contra el pueblo cubano, y que yo rechazo de manera categórica y absoluta. Aquí no ha habido un acto de represión contra el pueblo cubano, de la misma manera que no ha habido un estallido social, como ya he denunciado, a pesar de la persistente mendacidad de algunos medios bien establecidos de prensa internacional», expuso.

Cuestionó el cambio de opinión del mandatario estadounidense, quien ahora declaró que Cuba es una prioridad absoluta para su gobierno, contrario a lo dicho con anterioridad, pero que le suministra argumentos para mantener el injusto bloqueo y justifica acciones prácticas para imponer más sanciones.

Rodríguez Parrilla sentenció: «El Presidente de los ee. uu. y su Gobierno podrían ocuparse mejor del patrón racial diferenciado, de los errores judiciales, del racismo sistémico, de la represión brutal a la protesta social dentro de su territorio, de aquellas que se produjeron legítimamente con motivo al frío asesinato de ciudadanos afrodescendientes. Podría ocuparse también de la situación de sus más de 400 periodistas que sufrieron lesiones o violencia cuando cubrían las manifestaciones raciales».

Deja una respuesta

Top