Estás aquí
Inicio > Ciencia,Sociedad y Medio Ambiente > Cuba adoptó nuevas medidas por COVID-19 y confía en el éxito

Cuba adoptó nuevas medidas por COVID-19 y confía en el éxito

ojeda
Cuba adoptó nuevas medidas para enfrentar la pandemia de la COVID-19 en función del contexto y confía en el éxito en el control de la enfermedad, aseguró Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y viceprimer ministro del país.

El plan de medidas aprobado por el Consejo de Ministros fue fortalecido de cara a la compleja situación, con 21 casos positivos a la COVID-19 y 716 casos sospechosos en el territorio nacional.

Indicó que no se implementaron las medidas con anterioridad pues cuando se aprobó el Plan de Prevención y Control había unos 80 países con la pandemia, por lo que se tenía la seguridad de que no era necesario en ese contexto, pero hoy esa cifra se ha incrementado a más de 157, con una letalidad superior al 4 por ciento.

Destacó la necesidad de adoptar estas nuevas acciones, que sean implementadas de manera adecuada por todos los organismos, y que la población contribuya en la ejecución para alcanzar los resultados propuestos.

“Creemos que no puede haber una transmisión en el país que no pueda ser controlada, y ese es el reto, de ahí la necesidad de la participación del pueblo de manera activa como lo ha venido haciendo hasta ahora”.

Más allá de las brechas, en sentido general se ha actuado con mucha responsabilidad, compromiso, y percepción de riesgo, lo que quiere decir que hay una confianza en las medidas que se han ido adoptando por el gobierno y que seguirá tomando para proteger la salud del pueblo, sentenció.

En su intervención también habló sobre la importancia de reforzar una pesquisa activa para identificar a las personas con alguna expresión clínica gripal y de extremar las medidas en el control de cada caso sin esperar al diagnóstico, para tener una mayor seguridad de que no se extienda la enfermedad.

De igual forma, instó a reforzar el funcionamiento de las instituciones sanitarias, en especial los hospitales y policlínicos, y aseguró que la principal fortaleza del sistema de salud cubano es contar con el médico y la enfermera de la familia, con un valioso aporte en la pesquisa e identificación de cada paciente.

Habló también sobre la necesidad de fortalecer las áreas de espera y las consultas especializadas para la atención de personas con infecciones respiratorias, y que se garanticen los medios de protección, porque no se quiere que algún médico vaya a contraer la enfermedad.

Respecto a los ministerios de Educación y Educación Superior y el resto de los organismos formadores, anunció que se tienen propuestas incorporadas a sus planes, las cuales se informarán oportunamente a la población.

En su intervención, además, llamó a revisar todo lo que se ha hecho en cuanto al control sanitario, y manifestó la seguridad en que Cuba enfrentará la situación y saldrá victoriosa.

Deja una respuesta

Top