Estás aquí
Inicio » Histórico

Conmemoran en Cuba aniversario de la muerte de Leonor Pérez

Cuba conmemora el 117º aniversario de la muerte de Leonor Pérez, madre del Héroe Nacional de Cuba, José Martí. Su legado es recordado no solo por haber dado vida al Apóstol de la independencia cubana, sino también por su papel fundamental en la formación ética y moral de su hijo.

Su nombre completo era Leonor Antonia de la Concepción Micaela Pérez Cabrera. En Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias, ella nació en fecha del 17 de diciembre de 1828 . A los 15 años llegó a La Habana junto a su familia, iniciando así una vida que estaría marcada por la trascendencia histórica.

En la capital cubana, conoció a Mariano Martí y Navarro, un sargento de artillería que sería el padre de sus hijos. La pareja se casó en febrero de 1852 y estableció su hogar en los altos de lo que hoy se conoce como la Casa Natal de José Martí, situada en la calle Paula. Este lugar no solo fue testigo del nacimiento del futuro líder independentista, sino también del comienzo de una relación madre-hijo que, aunque marcada por la distancia y la ausencia, perduró gracias a la correspondencia continua.

Las cartas entre ambos son un testimonio conmovedor de su conexión. En una de sus misivas más conocidas, el autor de La Edad de Oro” escribía:

“Madre mía: Hoy, en vísperas de un largo viaje, estoy pensando en usted. Yo sin cesar pienso en usted. Usted se duele en la cólera de su amor, del sacrificio de mi vida. Y ¿por qué nací de usted con una vida que ama el sacrificio?”.

Leonor Pérez vivió sus últimos años en La Habana, donde falleció a los 78 años. Viuda, casi completamente ciega y sin recursos económicos, nunca recibió ayuda oficial, ni la solicitó. Su hija Amelia la acogió en su vivienda de la calle Consulado, brindándole cuidados hasta el final de sus días. Este acto de amor filial refleja el profundo sentido de familia que caracterizó a los Pérez.

El funeral de Leonor fue un evento marcado por la controversia. Aunque el gobierno intervencionista de Charles Magoon organizó la ceremonia, muchos cubanos consideraron esto una hipocresía. Sin embargo, el verdadero sentir del pueblo habanero se manifestó en las calles, donde la tristeza y el disgusto por la presencia de políticos corruptos y representantes del régimen estadounidense fueron evidentes.

En la actualidad, la memoria de Leonor Pérez perdura en la historia de Cuba. Su vida, marcada por el sacrificio y el amor incondicional a su hijo, continúa inspirando a las generaciones actuales. Al recordar su partida, la mayor de las Antillas  homenajea a una mujer que, desde la humildad, contribuyó decisivamente a forjar el carácter de un hombre que lucharía incansablemente por la libertad de su Patria.

Deja una respuesta