Estás aquí
Inicio > Economía > China reitera voluntad de fortalecer lazos económicos con Cuba

China reitera voluntad de fortalecer lazos económicos con Cuba

El gigante asiático desea expandir el ancho y profundidad de la cooperación bilateral e impulsar los intercambios fraternos en múltiples terrenos a fin de obtener nuevos frutos y mejores beneficios para sus pueblos.

China ratificó este lunes su firme disposición a aprovechar el aniversario 60 de sus vínculos con Cuba para anudarlos mediante una cooperación multisectorial más profunda, abarcadora y de mayor bienestar para ambos pueblos.

De acuerdo con Geng Shuang, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Beijing está lista para celebrar junto con La Habana la efeméride en 2020, pues la considera un nuevo punto de partida histórico que permitirá afianzar la confianza política mutua.

Cuba -recordó- fue el primer territorio del hemisferio occidental que estableció lazos diplomáticos con la nueva China y la amistad tradicional entre ambas naciones ha superado, sin quebrantarse, las pruebas de un panorama internacional cambiante.

Una amistad China-Cuba cimentada en el respeto mutuo y el entendimiento

Geng aseguró que el gigante asiático desea expandir ‘el ancho y profundidad’ de la cooperación bilateral e impulsar los intercambios fraternos en múltiples terrenos a fin de obtener nuevos frutos y mejores beneficios para sus pueblos.

Saludó la designación de Manuel Marrero como Primer Ministro de la isla y recordó que su homólogo chino, Li Keqiang, envió ayer un mensaje de felicitación.

Li destacó en su misiva que la amistad China-Cuba está cimentada en el respeto mutuo, el entendimiento y el apoyo a los respectivos procesos nacionales de desarrollo.

Tras expresar su disposición a trabajar con Marrero, planteó también tomar como oportunidad las seis décadas de nexos diplomáticos en 2020 para ampliar los contactos de alto nivel y la cooperación práctica en diversas esferas.

Unos lazos calificados de sólidos

El 28 de septiembre de 1960 Cuba reconoció a la República Popular China como el único representante legítimo de su pueblo en la arena internacional y ese acto fue el catalizador en el progreso armonioso e ininterrumpido de unos lazos calificados de sólidos por las autoridades de ambos lados.

Durante todo este tiempo los intercambios políticos florecieron con diálogos fluidos y alcanzaron un nivel significativo gracias a las visitas recíprocas de altos funcionarios anualmente que, además, consolidan cada vez más la confianza mutua.

Deja una respuesta

Top