Estás aquí
Inicio » Deportes

Baseball5 en Cuba y el golpeo preciso: matrícula en centro nacional

Por: Duanys Hernández Torres

Baseball5 en Cuba no se detiene. Esta disciplina, con excelentes resultados a nivel internacional, cuenta desde este curso con la incorporación de 16 atletas como matrícula en la Escuela Superior de Formación de Atletas de Alto Rendimiento (ESFAAR) Giraldo Córdova Cardín, ubicada en el este de la capital cubana.

El grupo lo conforman nueve hombres y siete mujeres. Los varones son los campeones mundiales de mayores en México 2022: Briandy Molina, y Orlando Amador de La Habana, Roivelis Núñez de Santiago de Cuba y Cristian Basabe de Artemisa.

Además, se suman los ganadores de la primera Copa Mundial Juvenil Ankara 2023: los artemiseños Jadier Ulloa, y Josué Gutiérrez, el indómito Alexander Ortiz y el guantanamero Yoel David Blanco.

El noveno en el listado es el habanero Carlos Yotuel Estrada, quien hasta último momento estuvo luchando un puesto para la Copa Mundial Juvenil, pero se vio imposibilitado de hacer el equipo debido al llamado para el Servicio Militar Activo.

Las siete mujeres son comandadas por las campeonas mundiales entre mayores: Claudia Lores de Holguín, Chakira Aspiazú de Guantánamo y Lietis Arcia de Sancti Spíritus.

También forman parte del grupo, las titulares mundiales juveniles: Haila González de Artemisa, Amanda Díaz de La Habana y Claudia Gómez de Granma. Cierra el listado la guantanamera Yilena Otamendez Raymond, subcampeona nacional con su provincia en 2019, y con un regreso exitoso a la disciplina.

Eros Bernal, jefe técnico del baseball5 en la mayor de las Antillas, está muy contento con esta posibilidad de matricular a los mejores jugadores del país en un centro nacional porque es un reconocimiento al trabajo y los resultados del deporte.

«Esto sirve para darle continuidad al trabajo que hemos venido realizando hace cinco años. Nos permite enfocarnos mucho más, y evaluar con ellos la ruta crítica rumbo a los principales eventos internacionales del año. Es una oportunidad que se merecen por todos los resultados que han tenido», afirmó Bernal Morales.

Desde el punto de vista técnico esta matricula también constituye un paso de avance.

« Estar en un centro de alto rendimiento nos permite evaluar a cada uno de los atletas. Además, contamos con el tiempo y el espacio para ir perfeccionando cada una de las habilidades, de los elementos técnicos que requiere el deporte, para alcanzar la maestría deportiva. Y a su vez, es una matrícula donde se combinan los jóvenes con atletas más experimentados, lo que permite dar continuidad al trabajo con la reserva deportiva, para mantenernos en los lugares cimeros durante varios años» explicó el directivo.

Baseball5 en Cuba no descansa y consigue otro importante logro: tener matricula de sus 16 mejores atletas en un centro nacional de alto rendimiento.

Deja una respuesta

Top