Estás aquí
Inicio » Informativos

América Latina y el Caribe: espacio de disputa de las grandes potencias

Por Alicia Cascaret

Una mirada a América Latina y el Caribe, sus relaciones comerciales con las grandes potencias  y el impacto de ese nexo en sus sociedades, constiutyen el objetivo del  programa Mundo 20/20 que estará online el próximo lunes 4 de diciembre.

En esta emisión contamos con la especialista  Claudia Marín ,del Centro de Investigaciones de Política Internacional.

En su introducciòn al tema el periodista Richard Ruìz  se refiriò a la dependencia  a que  fue sometida la regió, durante  un largo período, por metrópolis europeas y posteriormente por Estados Unidos: proceso de subordinación y saqueo de los recuersos naturales de las naciones de nuestro continente.

“A lo largo de la historia el mundo se configuró en centros y periferias, América Latina forma parte de la periferia  y eso configuró una división del trabajo que la hizo especializarse en  la producción de recursos primarios, de materias prima, de recursos naturales, de bienes agrícolas… y eso conllevó a la formación de estructuras económicas  deformadas  y  a patrones de mono producción , mono exportación lo cual la hace muy vulnerable en el sistema económico internacional,  ante las fluctuaciones de los precios internacionales”, explicó la analista.

“Los recursos que son capaces de captar las economías latinoamericanas  dependen de las variaciones de los precios internacionales  y  están especializados en productos de valor que se ubican en la cadena de producción en los eslabones mes bajos”, apuntó.

La especialista dijo que en el ámbito financiero esto condicionó que  desde la periferia latinoamericana,  como de otras periferias del mundo, se transfieran constantemente, a pesar de las necesidades de financiamiento  para el desarrollo  en la región,  recursos a los centros que contribuyen a financiar  los ingentes déficits  que las grandes pòtencia  tienen, particularmente Estados Unidos  y Europa. Y esos recursos -dijo- se transfieren por dos vías: transferencias de rentas  de las ganancias o utilidades de empresas transnacionales  radicadas en territorio latinoamericano y caribeño.”

“Por otra parte,  a partir del pago de una creciente deuda externa  que es problema serio en la región. Las tasas de interés internacional como los flujos financieros  en el mundo impactan   de manera fuerte en  las economías  latinoamericanas  y se convierten en condicionantes importantes en la política, en la  configuración  de la sociedad de la región  y en  lo cultural también”.

Al abordar la situación actual donde aparecen  en el panorama mundial nuevos  actores del poder mundial  como Rusia, China o los BRICS, Mundo 20/20 expuso còmo se inserta América Latina en este contexto.

Para Marìn  Estados Unidos es un actor decisivo en la relación con la región por el momento,  pero América Latina tiene un papel importantísimo  en el orden internacional  y en reconfiguración del poder  global.

“Desde el punto de vista económico, es fuente de recursos que son necesarios  para el desarrollo de diferentes potencias  globales, tanto de las tradicionales como  las  emergentes. China es  un alto consumidor de  materias primas y de recursos naturales de la región.”

La región tiene recursos importantísimos como el litio y otros minerales asociados a las cadenas de producción de tecnologías y es lugar propicio para desarrollar fuentes de energía renovable. Además la región  tiene un lugar especial desde el punto de vista geopolítico. Estados Unidos considera a la región como su zona de influencia natural.

La invitada examinó la postura China a través de la Franja y la Ruta  y dijo que “China es socio económico de primer orden para la región. Es un socio comercial que ha ganado relevancia , especialmente en Sudamérica y por otra parte es un importante inversionista  y financista de proyectos en la región para el desarrollo.

Las diferencias en los patrones de relación,  de negociación con Estados Unidos y con China fueron analizados  .

A juicio de la invitada hay intereses económicos  que son comunes como el acceso a recursos naturales,  al posicionamientos en determinadas locaciones y control de determinadas estructuras críticas , el acceso a fuentes de energía , pero la relación con China no es condicionada a lo político.

China es muy cuidadosa  de no intervenir en asuntos internos  de los países y tal es así que gobiernos con diferentes signos políticos tienen una relación muy estrecha con China , como por ejemplo Chile.

En el caso de Rusia dijo es un socio menos importante desde el punto de vista económico, comparado con China, sin embargo, tiene una relación con América Latina en determinadas áreas  en materia de inversiones muy asociada al ámbito de la energía fòsil, la nuclear, y vínculos de seguridad en algunos países de la región.

Añadió Rusia ha tenido un reacercamiento a América Latina en   los últimos años y cobra gran interés en el ámbito político y multilateral  por la postura latinoamericana ante el conflicto con Ucrania. A pesar de existir posiciones diversas o encontradas, Rusia valora la negativa desde América Latina a participar en la imposición de sanciones independientemente de la visión de la región sobre el conflicto ruso-ucraniano.

En cuanto al rol de los mecanismos de  integración o concertación, la especialista del CIPI afirmó que son importantes pero han estado marcados por los cambios de los signos políticos de los gobiernos de la región, pero  más allá de eso, son espacios donde América Latina pudiera a partir de la reivindicación de los intereses nacionales en temas específicos, construir posiciones comunes.

El rechazo al monroismo y el rechazo al bloqueo de Washington contra Cuba y la relación con los países de la región fueron valorados por la especialista Marìn quien consideró que hay una continuidad de la política estadounidense. Aunque especificó hay matices en las formas y los instrumentos que se utilizan.

Hay continuidad en las políticas de sanciones y de exclusión a determinados países  que son contestarios .

“Creo que esa relación está atravesada por las propias tensiones internas entre diferentes tendencias políticas al interior de los Estados Unidos y las alianzas que con actores latinoamericanos esas  diferentes fuerzas  han establecido”.

La investigadora se refirió, además, a las promesas de EE.UU. incumplidas con la región. Y sobre la relación de Cuba con Estados Unidos y su repercusión en cuanto a mediar con potencias emergentes  dijo que el propio bloqueo estadounidense implica sustanciales costos para otros actores , aunque Cuba está abocada a diversificar sus relaciones en aquellos espacios alternativos que hoy son incipientes que van construyendo determinadas capacidades  para evadir esas sanciones, por ejemplo con Rusia , con China,  pero la relación de Cuba con otros países  también tiene condicionantes internas, subrayó,  que limitan esa relación.

A la luz de los posibles cambios que se vislumbran en las próximas elecciones estadounidenses y su incidencia en América Latina , la especialista aseguró: “el futuro de América Latina es el que sea capaz de construir  sobre la base de sus propios intereses y capacidades”.

 

Deja una respuesta

Top