Estás aquí
Inicio > Cultura > La Habana se convierte en la capital del Nuevo Cine Latinoamericano

La Habana se convierte en la capital del Nuevo Cine Latinoamericano

En esta ocasión la cita estará dedicada a la figura de Santiago Álvarez y al aniversario 60 del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

La 41 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano iniciará este jueves 5 de diciembre. En esta ocasión la cita estará dedicada a la figura de Santiago Álvarez y al aniversario 60 del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Trescientas  películas de treinta y siete naciones conforman el cartel del evento más importante del Séptimo Arte en Cuba, y uno de los más relevantes de la región.

Durante los días que dura el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (FINCL), principal evento del séptimo arte en Cuba, muchos espectadores esperan las proyecciones de los filmes cubanos. Uno de los principales méritos de este hecho cultural que ya acumula 41 años ha sido la creación y consolidación de la fidelidad del espectador con la filmografía nacional. Y ese es un aspecto que en cada edición se (de)muestra con largas filas en las entradas de los cines cuando la propuesta es un filme realizado en la Isla.

Este año es menor la cantidad de largometrajes cubanos en competencia, algo que contribuirá a prestarle mayor atención a estas obras, pues constituyen testimonios del quehacer de los realizadores cubanos en la actualidad. A continuación aparece una breve reseña de cada cinta cubana que los espectadores podrán disfrutar desde el 5 de diciembre en diferentes espacios de exhibición habaneros y de otras provincias.

Buscando a Casal (Jorge Luis Sánchez, 2019) es un acercamiento a la figura Julián del Casal. Mediante la obra se realiza un retrato al quehacer de este intelectual y representante de la libertad de expresión frente al poder español. El filme compite junto a otros 20 largometrajes.

Por su parte, Agosto (Armando Capó, 2019) compite en el apartado de Ópera prima y es resultado de la tenacidad de este realizador, quien es más reconocido en el ámbito nacional y latinoamericano por su obra documental. Mientras que Habana selfies (Arturo Santana, 2019) participa en la sección A sala llena, junto a la producción cubana-mexicana La espuma de los días (Fernando Timossi, 2019). En la sección Clásicos restaurados podremos ver el filme La muerte de un burócrata (1966), de Tomás Gutiérrez Alea.

Deja una respuesta

Top